La vuelta a España de una pera o cómo hacer lo contrario a una política de apoyo a la agricultura regional. La Asociación Berciana de Agricultores (ABA) ha expresado este miércoles 15 su “asombro e indignación” ante la que considera una “falta de criterio de la Consejería de Agricultura y Ganadería por adjudicar el suministro de pera a los colegios de Castilla y León inscritos en el programa escolar de consumo de frutas, hortalizas y leche a una empresa de Granada que compra la fruta en Lérida.

«No entendemos cómo después de apostar en los discursos políticos sobre el apoyo al sector agroalimentario de Castilla y León no se priorizan en las licitaciones la proximidad de la producción», ha señalado la ABA.

«ESTO QUIERA DECIR QUE LOS DISCURSOS POLÍTICOS ESTÁN LEJOS DE LA REALIDAD LO QUE HACE QUE SE DESPUEBLE LA COMUNIDAD»

«Teniendo en cuenta el marcado discurso medioambientalista del momento, observamos cómo solo se queda en palabras vacías y leyes restrictivas esa defensa del medio ambiente, pero no en los hechos reales», ha sostenido la asociación berciana, una comarca leonesa que incluso tiene una marca de garantía de peras.

Considera la ABA que adjudicar a una empresa «situada en la otra punta del país el suministro para Castilla y León de fruta y que a su vez compra el producto en otro punto todavía más distante, no parece lo más acertado medioambientalmente ni, por supuesto socialmente, existiendo producción de fruta en Castilla y León”.

Lamenta que esto quiera decir que los discursos políticos «están lejos de la realidad» lo que hace que se despueble la comunidad.

ABA exige a la Consejería de Agricultura que, antes de que una pera dé la vuelta a España, priorice las producciones de la Comunidad Autónoma en todas las licitaciones, como medida de apoyo al sector agrario “así como por coherencia ecológica en el ahorro de combustibles y de contaminación en la distribución de esos productos”.