La venta de maquinaría agrícola el pasado año descendió un 2,23%, aunque destaca que la mayor caída se produjo en la venta de tractores agrícolas nuevos al descender un 14% en España. Por su parte, los equipos remolcados o suspendidos de recolección, con unas ventas de 2.239 unidades, que se incrementaron el 21,95%.

En total, las ventas de todo tipo de maquinaria agrícola, entre las que se incluyen las de tractores nuevos, alcanzaron las 30.953 unidades, lo que representa una caída anual del 2,23%, de acuerdo con el registro del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA), al que ha tenido acceso Efeagro.
Sin embargo, la venta de tractores nuevos se situó en 8.688 unidades en 2023, año marcado por la sequía, lo que supone un descenso del 14,63 % respecto al año anterior, según el registro de inscripción de maquinaria del MAPA

Ademas de los tractores, el año pasado los agricultores españoles adquirieron: 1.651 equipos de maquinaria automotriz, con una leve bajada del 0,78%; 17.729 equipos de maquinaria remolcada o suspendida, con un repunte del 5,07%, y 2.946 remolques, con un retroceso anual de las ventas del 2,07%.

La subida más llamativa en la comercialización de maquinaria agrícola en España en 2023, año marcado por la sequía, es la relativa a equipos remolcados o suspendidos de recolección, con unas ventas de 2.239 unidades, que se incrementaron el 21,95%.

Por el contrario, los equipos para aporte de fertilizantes y de agua remolcados cayeron un 6,75%, con un total de 1.825 unidades vendidas. En este sentido, cabe recordar que, según el propio Ministerio, la venta de productos fitosanitarios cayó el 25% en 2022 en comparación con 2021, con un total de 57.164 toneladas de sustancias activas, lideradas por los fungicidas y bactericidas que representan uno de cada dos fitosanitarios adquiridos. Unos datos que se podrían repetir en 2023, a la espera de la confirmación oficial.