En plena crisis de precios, la industria de envasado y refinado de aceites comestibles (Anierac) alcanzó unas salidas de 296 millones de litros hasta agosto de 2019. Se trata de 24,18 millones de litros más que supone un incremento del 8,9% respecto al mismo período del año anterior.

Las ventas de aceites envasados de Anierac ascendieron a 457,9 millones de litros hasta agosto, un 2,1% más que en 2018. Por categorías, el total de aceites de oliva alcanzaron unas ventas de 24,8 millones de litros en agosto, un 4,7% menos que el mes anterior, cuando se alcanzaron los 26,06 millones de litros.Dentro del aceite de oliva, el tipo virgen extra fue el más se vendió con 9,8 millones.

De aceite de orujo de oliva se vendieron 1,1 millones de litros en agosto, lo que supone un descenso del 21% respecto al mes anterior, cuando la cifra se situó el los 1,4 millones de ventas envasadas.

En cuanto a los aceites refinados, el de girasol fue el que más ventas registró en agosto, con 25,6 millones de envases. Sin embargo, esta cifra supone un retroceso del 4,6% respecto a julio.

En total, la categoría de los refinados alcanzó los 29,8 millones de envases. La suma de estas cifras suponen una cifra total de 55,8 millones de litros solo en el mes de agosto, lo que se traduce también en una caída respecto al mes anterior del 5%.

Resumiendo la situación de estos primeros ocho meses del 2019, el cómputo de las
ventas de aceites envasados por las empresas de Anierac asciende a 457,90 millones
de litros, 9,75 millones de litros más que en 2018, debidos al aumento de las ventas del
conjunto de los aceites de oliva. Una cifras en plena crisis de precios que han provocado una nueva manifestación en Madrid para el día 10 de octubre.

Cabe ecordar que las ventas envasadas de aceite de las empresas de Anierac en el mes de julio se cerraron con unas salidas muy próximas a los 59 millones de litros.