La Escola Politécnica Superior del Campus Terra de la Universidad de Santiago de Compostela lidera un proyecto de agricultura inteligente  desde la perspectiva climatológica para el lanzamiento de prácticas agrícolas y forestales innovadoras según los contextos locales.

Este proyecto europeo denominado Afinet tiene un plazo de ejecución de tres años, de 2017 a 2020, y cuenta con tres millones de euros de financiación.

Pese a que la dirección del proyecto de agricultura inteligente recae en la USC, participan otras universidades de España, Portugal, Reino Unido, Finlandia, Polonia, Francia, Italia, Hungría y Bélgica, además de la Federación Agroforestal Europea, un órgano asesor de la Unión Euroepa.

AGRICULTURA INTELIGENTE 2La coordinadora del proyecto, la profesora de la Escola Politécnica María Rosa Mosquera, ha explicado que el objetivo es alcanzar el cumplimiento de los objetivos de desarrollo sostenible indicados por la FAO en 2015 con la integración de la dimensión económica, ambiental y social sobre las que se asienta el desarrollo sostenible.

Adicionalmente, abordará los retos de seguridad alimentaria, además de otros requerimientos ambientales y climáticos.

Mosquera expuso que este programa de agricultura inteligente promueve el cambio de investigación de carácter científico hacia los trabajos orientados a la innovación en base a las interacciones y las necesidades de los usuarios finales.

«El potencial de la agricultura climáticamente inteligente para contribuir al desarrollo sostenible está reconocido en la política internacional, como lo prueba su inclusión en las conclusiones y recomendaciones finales de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Clima Chante y en la Convención sobre la Diversidad Biológica», detalló la USC.