Las elecciones al campo en Extremadura van a seguir con litigios durante un tiempo más. Al recurso de Asaja, que ya estudia retirarlo, y la impugnación de los comicios de COAG ante el Tribunal Constitucional, ahora se suma la decisión de la Unión de Extremadura, que pese a que se ha mostrado «muy satisfecha» con el resultado de las elecciones, impugnará seis mesas electorales, lo que puede «dar un vuelco» al resultado de los comicios, donde la organización ha obtenido un 14,28 %, a 64 votos del 15 % necesario para estar en el Consejo Asesor Agrario.

La Unión entiende que hay motivos para la anulación de estas seis mesas y, por tanto, para «repetir las elecciones en las mismas el próximo domingo», según ha explicado en rueda de prensa su coordinador autonómico, Luis Cortés.

En Fuenlabarada tuvo que intervenir la Guardia Civil por los altercados  y «coaciones» que hubo en la votación

La organización impugnará cinco de ellas porque «se cerraron antes de que votasen» todos los posibles electores que había en el censo y una sexta, la de Fuenlabrada de los Montes (Badajoz), porque hubo «altercado» y «coacción a la hora de ejercer la libertad de voto», hasta el punto de que tuvo que «intervenir la Guardia Civil».

Cortés ha explicado que la mesa de Fuenlabrada es «muy importante» porque tiene un censo de «más de 300» agricultores y es «la única que podría desequilibrar los resultados, las otras son de 15 ó 20 votos».

«En Fuenlabrada hubo casi 100 votos nulos, que vayan a un lado o a otro, pueden dar un vuelco al resultado», ha insistido, para recalcar después que el de La Unión ha sido «bastante ajustado».

Las organizaciones disponen de tres días para presentar alegaciones y la Junta de 10 días para resolver a favor o en contra, y en caso de que no acepte las impugnaciones, éstas pueden recurrir a la vía judicial, algo que La Unión estudiará en su día pues tiene que evaluar «el impacto económico y el coste» que ello supone.

En cualquier caso, Cortés ha valorado el resultado de su organización que ha «rozado el cielo» y que partía de «un cero por ciento, sin interlocución, sin financiación, sin nada».

La Unión, aunque asume que sumó el 15% necesario, pide a la Junta que le tenga en cuenta

ASAJA y UPA representan en Extremadura al «79,62 %» pero, ha remarcado, hay más de un 20% de agricultores que no están representados en estas dos organizaciones agrarias que son las que «van a tener el cien por ciento de representación en el Consejo Asesor Agrario».

Por ello, ha exigido a la Consejería de Medio Ambiente y Rural, Políticas Agrarias y Territorio que la voz de La Unión, a escasos 64 votos del 15 %, se «escuche y se tenga» en cuenta «por respeto a los 1.300 agricultores» que han votado a esta organización.

Así, ha reclamado que se les invite a participar en las mesas de negociación como se hace «con todo el mundo» porque de lo contrario, La Unión «estará en la calle, a las puertas de la Consejería, protestando».

Además, ha exigido a los partidos políticos que haya «más pluralidad» en el Consejo Asesor, pues «no es ético» que para ser diputado de la Asamblea sean necesarios un 5 % de los votos y, en cambio, para ser miembro del citado órgano, que tiene «mucha menos responsabilidad», se necesite el 15 %.

Cortés ha aseverado que «ASAJA y UPA son correa de transmisión del PP y del PSOE», respectivamente, y que cuando hay elecciones en sus respectivos ámbitos, «hacen campaña» los unos por los otros, pero «eso no puede impedir que haya una pluralidad en el Consejo Asesor».

Además, reclamará una modificación de la ley electoral para «un cambio de horario» porque es «una auténtica barbaridad» que «en mesas donde votan 10 y los componentes son nueve titulares, más seis suplentes, haya que estar doce horas».

«Lo único a lo que lleva esto es que en muchas mesas se hayan metido votos en blanco para intentar cerrarlas», ha concluido.