La Unión Extremadura va a convocar manifestaciones en enero, si durante el mes de diciembre no se convocan ayudas para olivareros y apicultores para paliar la subida de los costes provocados por la guerra de Ucrania.

La organización agraria recuerda que la Junta de Extremadura ha aprobado varias líneas de ayudas por un importe de 23 millones de euros para paliar los efectos de la sequía en los cultivos de arroz, maíz y tomate principalmente en el Canal de Orellana.

La Comisión Europea aprobó un reglamento por el que se autoriza a los estados miembros a conceder ayudas para paliar los elevados costes de producción, debido a la guerra de Ucrania. Sin embargo, la organización denuncia que «la Junta de Extremadura todos estos fondos los ha dedicado a los tres cultivos enunciados anteriormente».

Sin embargo, el sector del olivar y la apicultura han sufrido un incremento importantísimo de los costes de producción debido a la guerra de Ucrania y una reducción de cosecha por golpes de calor y sequía en primavera-verano de 2022. En el sector del olivar, tanto la aceituna como el aceite, han sufrido una pérdida de más del 70% de la cosecha y en el sector de la apicultura más del 50% de la producción. «Altos costes de producción, escasa cosecha y muy reducida ayuda a estos sectores, va a provocar la ruina económica de los titulares de estas explotaciones».

Cabe recordar que en Extremadura, hay 280.000 hectáreas de olivar tradicional, con más de 15.000 titulares de explotaciones y alrededor de 1.500 apicultores.

Por esto, «si la Junta de Extremadura durante el mes de diciembre no convoca ayudas para paliar la subida de los costes provocados por la guerra de Ucrania, La Unión Extremadura va a convocar manifestaciones a lo largo del mes de enero, para denunciar la discriminación que sufren estos dos sectores. La Unión Extremadura ha remitido escritos al resto de asociaciones agrarias para que conjuntamente celebren estos actos de protesta».