El Parlamento Europeo y el Consejo de la Unión Europea (UE), colegisladores del club comunitario, lograron este jueves un acuerdo provisional que aspira a unificar la recopilación de estadísticas sobre insumos y productos agrícolas en los Veintisiete.

La Eurocámara precisó en un comunicado que bajo la propuesta sobre estadísticas de insumos y productos agrícolas (SAIO, por sus siglas en inglés), los Estados miembros recopilarán «datos armonizados de alta calidad» sobre la producción agrícola.

Añadió que los datos estadísticos, en especial, los relativos al uso de pesticidas en la UE, a la agricultura orgánica, a los fertilizantes y al uso de antimicrobianos, «serán esenciales para alcanzar los objetivos» de las estrategias «De la granja a la mesa«, que busca una producción y un consumo alimentario más sostenibles, y la relativa a la biodiversidad.

«El Parlamento consiguió garantizar que los datos sobre pesticidas deberían incluir sustancias activas comercializadas y utilizadas en actividades agrícolas por cultivo y área tratados y que se difundan anualmente. El primer conjunto de datos se recopilará en 2026 y se difundirá en 2028», indicó la Eurocámara.

Agregó que se incrementará la cantidad de estadísticas recopiladas de los agricultores orgánicos, «de modo que se pueda monitorizar mejor el desarrollo de la producción orgánica en la UE».

«El acuerdo provisional que alcanzamos hoy nos acerca a un sistema alimentario más sostenible en la UE», aseguró el líder negociador del Parlamento Europeo, el eurodiputado griego de izquierdas Petros Kokkalis, quien destacó que los países tendrán que recopilar y transmitir datos sobre el uso de pesticidas cada año.

Tras el pacto provisional entre los colegisladores del club comunitario, el nuevo reglamento tiene que ser adoptado de manera formal por ambas instituciones (Parlamento y Consejo). Después, se publicará en el diario oficial de la UE y entrará en vigor veinte días después.

La Eurocámara recalcó que en la actualidad las estadísticas comunitarias sobre insumos y productos agrícolas se recopilan sobre la base de una serie de actos jurídicos, «lo que crea incoherencias en los dominios estadísticos».

«El reglamento propuesto debe sustituir esos actos jurídicos para que los datos recopilados sean armonizados, comparables y coherentes», aseveró el Parlamento.

La presidencia francesa del Consejo aseguró en su perfil de Twitter que el reglamento «mejora las estadísticas agrícolas, en especial, las de la agricultura orgánica y los insumos» y que dará lugar a «estadísticas más precisas y frecuentes, sin añadir trámites a los agricultores».