La Unión Europea (UE) ha fijado la posición que debe adoptar en el comité mixto creado por el acuerdo de retirada del Reino Unido de la UE en lo que se refiere a las subvenciones a los productos agrícolas que podrá conceder a sus agricultores y ganaderos en ese país.

Así lo recoge una decisión del Consejo Europeo publicada este miércoles en el Diario Oficial de la UE, que incluye un proyecto de decisión del comité mixto sobre el mismo asunto.

En concreto, en el texto se prevé que el nivel de ayuda anual global máximo permitido inicialmente para subvenciones a los productos agrícolas (excepto pesca y acuicultura) sea de 382,2 millones de libras esterlinas (423,4 millones de euros).

El Reino Unido podrá aumentar el nivel de ayuda anual global en un máximo de 25,03 millones de libras (27,7 millones de euros) en un año determinado, recurriendo a la parte del importe que no haya gastado en el año anterior.

La ayuda anual global aumentará en 6,8 millones de libras (7,5 millones de euros) en un determinado año si la UE adopta medidas que afecten a Irlanda o por causa de una enfermedad animal, un acontecimiento que perturbe de manera significativa el mercado o una catástrofe natural que implique al territorio de Irlanda del Norte y no afecte por igual a toda la isla de Irlanda.

Otra condición es que exista una situación de perturbación grave del mercado derivada directamente de una pérdida de confianza de los consumidores como consecuencia de la existencia de riesgos para la salud pública o la sanidad animal y de enfermedades en animales o plantas.

Un porcentaje mínimo inicial del 83 % se aplicará a los importes del nivel de ayuda anual global permitido para esos productos agrícolas, según la norma, que entró en vigor el 1 de enero de 2021.