La Unión Europea ha confirmado el aplazamiento al 1 de enero de 2022 la fecha de aplicación del Reglamento 2018/848 sobre producción ecológica y etiquetado de los productos ecológicos, inicialmente prevista para el 1 de enero de 2021.

Según el Reglamento 2020/1693 del Parlamento Europeo y del Consejo que este viernes publica el Diario Oficial de la Unión Europea (DOUE) y que entra en vigor mañana, la pospuesta de la aplicación de la normativa se debe a los efectos de la crisis de la covid-19.

«La pandemia de Covid-19 y la crisis de salud pública que ha originado representan un reto sin precedentes para los Estados miembros y suponen una pesada carga para los operadores del sector de la producción ecológica», de acuerdo al texto.

Según detalla, «los operadores están concentrando sus esfuerzos en mantener la producción ecológica y los flujos comerciales» y «no pueden prepararse al mismo tiempo para el inicio de la aplicación del nuevo marco normativo del Reglamento (UE) 2018/848».

Bruselas también ha aprobado el aplazamiento un año las fechas relacionadas con las excepciones, los informes o las facultades concedidas a la Comisión para poner fin o ampliar las excepciones que se derivan directamente de la fecha de aplicación del Reglamento (UE) 2018/848.

En el caso de su aplicación a terceros países, prorroga un año, hasta el 31 de diciembre de 2026, la fecha de expiración del reconocimiento previsto, para que así «dispongan de tiempo suficiente para modificar su situación».

También prorroga un año, hasta el 31 de diciembre de 2024, la fecha de expiración del reconocimiento de las autoridades y organismos de control de terceros países concedido en virtud del Reglamento (CE) 834/2007.

Cabe recordar que l Sociedad Española de Agricultura Ecológica/Agroecología (SEAE) ya había celebrado el aplazamiento por un año de la entrada en vigor de la normativa comunitaria sobre producción ecológica porque «permitirá al sector prepararse para cumplir con el nuevo marco normativo con las condiciones y garantías necesarias”.