La trufa más grande de esta séptima edición de Veratruf, la Feria de la trufa de Vera de Moncayo (Zaragoza), de 437,3 gramos, recogida en Lechón por Luis Herrera y presentada por Luis Herrera, ha alcanzado los 5700 euros en la subasta pública, tras un precio de salida de 525 euros. Una puja reñida entre asistentes procedentes de Zaragoza, Huesca y Teruel que ha acabado con la victoria del restaurante el Molino de Berola, representado por su gerente Miguel Ángel Ibáñez, que gana por tercera vez esta subasta, que parece no conocer límites.

La trufa ganadora de la categoría Aroma ha sido la presentada por Truffal, de Albentosa, que se ha vendido por 230 euros y ha sido comprada por Francisco Nasarre, de Quesos de Guara. Mientras, la trufa que se ha alzado con el primer puesto en la categoría Presencia ha sido para la presentada por Viveros Tuber, recolectada en Soria, que ha llegado hasta los 240 euros en la subasta y ha sido comprada por Sergio Pérez, de Vera de Moncayo. Ambas han multiplicado su valor de salida.

CONCURSO DE PERROS Y COMPLETO FIN DE SEMANA

Por su parte, el domingo se celebró dentro de Veratruf el IV Concurso Nacional de Perros Truferos de la Sierra del Moncayo, con veinte participantes, elegidos por sorteo entre los más de sesenta presentados.

El equipo formado por Carlos Javier Diarte y Laica, procedente de Langa del Castillo, ha sido el ganador de esta edición, con un premio de 1000 euros. En segundo puesto, con un premio de 500 euros, han quedado José Félix Peña y Lima, de Letux. Completando el pódium, Oleg Savirón y Gilda, de Torralbilla, con un premio de 250 euros. Tras la entrega de premios todos los participantes han recibido pienso Fochert Bustling, colaboradores del evento.

Según datos de la organización de Veratruf, son unas 4500 personas las que han disfrutado de la Feria de la trufa de Vera de Moncayo a lo largo de este fin de semana, con asistentes llegados desde diferentes puntos de Aragón y zonas limítrofes, como Soria, La Rioja y Navarra.

Lleno total en las dos charlas de la ingeniera agrónoma y fundadora de Micolab, Luz Cocina, y la de las doctoras Ana María de Miguel y María Ángeles, con una total de 500 asistentes. Las actividades infantiles y la cata maridaje de la Denominación de Origen Campo de Borja también completaron su aforo.

La veintena de expositores ‒trufa, productos trufados, equipamientos, etc.‒reconocen que las ventas han crecido respecto a las de la edición anterior.

En la parte más gastronómica del evento, desde la Comisión de Festejos del Ayuntamiento de Vera de Moncayo han repartido más de 2000 tapas de migas, huevos fritos trufados y tostadas de trufa entre los asistentes. Complementando esta oferta, el catering Voraz, de Mallén (Zaragoza) ha servido cerca de 2000 platos, trufados muchos de ellos.

El Ayuntamiento de Vera de Moncayo, la asociación Truzarfa, las DOP Campo de Borja y Aceite Sierra de Moncayo, la Asociación Vera&Veruela y la Comisión de festejos, han sido los organizadores de esta séptima edición de Veratruf. Ha contado con el patrocinio del Gobierno de Aragón, la Diputación de Zaragoza, la Comarca de Tarazona y el Moncayo y el Centro de Investigación y Tecnología Agroalimentaria de Aragón (CITA).

Patrocinan el restaurante El Molino de Berola, Igalbe Electricidad, Producciones Musicales y Artísticas Tudela, Timac Agro, Forestalia y Analíticamente. Y colabora Trufa Fusión, Diamante Negro del Moncayo, La Trufa de Pedro, Ibercaja, Fundación Caja Rural de Aragón, Bodegas Borsao, Mantenimientos Moncayo, y Fochert Bustling.

Como acto previo, el viernes, 12, se realizó la segunda cena de gala en el restaurante Molino de Berola en la que el periodista César Lumbreras, director del programa Agropopular, que se emite cada sábado en la COPE, de 8:30 a 10 horas, recibió el título de Embajador de la trufa de la provincia.