Es una realidad la tendencia que ya se marcaba a principios de año. El enoturismo está de moda en España. Cada vez son más lo enoturistas, con una gran incidencia en zonas de interior de la Península Ibérica, y cada vez el gasto en destino es mayor. Concretamente, el gasto medio por persona y día es de 199,99 euros, con una estancia media de 2,47 días. Por lo tanto, la media de gasto por estancia es de 493,97 euros. Según las estadísticas de Promotur, el gasto medio por turista en Gran Canaria en el mismo periodo (segundo semestre de 2021 y primero de 2022) es de un máximo de 161,8 euros, correspondiente al primer trimestre de este año.

Estos buenos datos del enoturismo están expuestos en el XIII Informe sobre el Análisis de la Demanda Turística, realizado por el Observatorio Turístico de las Rutas del Vino de España. Un informe que corrobora la importancia de la Ruta del Vino de Gran Canaria, como producto certificado por ACEVIN, para la isla.

«Los datos positivos del enoturismo en España confirman que la isla de Gran Canaria sigue avanzando hacia el futuro y se complementa como destino turístico con una oferta enogastronómica unificada bajo una marca reconocida. Además, el gasto que produce el enoturista repercute directamente en los municipios con bodegas y donde se encuentran los establecimientos gastronómicos y agroindustriales de la Ruta, zonas eminentemente rurales. La Ruta del Vino de Gran Canaria conjuga los principios de sostenibilidad económica, social y medioambiental con un producto que se basa en el paisaje vitivinícola, el producto del sector primario y la cultura del vino como principales valores», subraya Álvaro González, gerente de la Ruta del Vino de Gran Canaria.

El alojamiento de la Ruta del Vino de Gran Canaria y la planta alojativa de las zonas turísticas es uno de los objetivos a trabajar con el proyecto LEADER y que comienza a ejecutarse a través de un nuevo programa multidisciplinar de cooperación entre diferentes entidades. Objetivo afín al informe, del cual se desprende que el 65,36% de los enoturistas pernoctan en destino, mientras que el 34,6% son excursionistas en el territorio peninsular.

En el caso de Gran Canaria, tanto para el turista que viene de fuera como para los interinsulares, la mayor parte pernoctarán en destino por razones geográficas. Según el informe emitido, ganan peso los hoteles de cuatro estrellas, con un 21,72% de enoturistas, mientras que el alojamiento rural alcanza el 21,29%.

LAS RUTAS MÁS POPULARES SON RÍAS BAIXAS, CON UN 35,95%, RIBERA DEL DUERO, QUE RECIBE EL 34,79% Y RIOJA ALAVESA, CON UN 27,37%

Los viajes en pareja suponen el 48,76% y los grupos de amigos el 32,85%. El tamaño medio del grupo supera las cinco personas, dado que la mayoría de las familias viaja con hijos. En cuanto a actividades, lideran las visitas a bodegas con un 85,15%. Compra vino más de la mitad de los enoturistas. La satisfacción es muy alta, alcanzando un 8,98 sobre 10.

Ahora mismo las rutas más populares son Rías Baixas, con un 35,95%, Ribera del Duero, que recibe el 34,79%, Rioja Alavesa, con un 27,37%, y superan el 20% Rioja Alta, Navarra, Bierzoenoturismo y Toro.

El público femenino representa el 61,02% frente a un 38,98% de hombres. El perfil predominante es una mujer de entre 46 y 65 años. Sin embargo, aumentan los turistas de entre 18 y 25, superando el 9%. Más del 70%, por su parte, visita pueblos, generando una fuente de riqueza para toda la zona enoturística, porque además casi el 65% disfruta de la gastronomía local. Casi la mitad de los enoturistas son aficionados al vino, casi un 20% principiantes y casi un 25% apasionados. Y un dato a tener en cuenta; más de la mitad reserva por Internet, lo que demuestra la importancia de una buena presencia en la red.

«Todos estos datos sobre el perfil del enoturista nos permite, desde la Asociación Ruta del Vino de Gran Canaria, afinar con el diseño del catálogo de experiencias y productos que van a complementar la oferta enogastronómica,y de turismo activo desde la Ruta del Vino de Gran Canaria.» afirma su gerente.