Mientras que toda Europa y el propio Reino Unido se rompen la cabeza pensando en cómo aplicar el Brexit, la Federación Española de Asociaciones de Productores Exportadores de Frutas, Hortalizas, Flores y Plantas vivas (Fepex) cree que la solución «prioritaria» es el «mantenimiento de un mercado único sin fronteras entre la Unión Europea (UE) y Reino Unido» y con «homogeneidad de la legislación» como solución al Brexit.

Así lo ha asegurado en un comunicado tras el anuncio del Gobierno británico de que el 29 de marzo activará el Brexit, un proceso que el sector hortofrutícola español no quiere que tenga como resultado la aparición de «barreras fitosanitarias y distorsiones de la competencia».

Desde esta organización han asegurado que «en el sector ha crecido la preocupación» tras la activación del proceso, ya que Reino Unido es el tercer mercado exterior para las ventas de hortalizas y frutas españolas.

En 2016, la exportación a ese destino alcanzó un valor de 1.762 millones de euros (un 14% más que en 2015) y un volumen de 1,5 millones de toneladas (+12%).

Solo en hortalizas, la exportación a Reino Unido totalizó 815,9 millones de euros (+11% respecto a 2015), con las coles (155 millones de euros, un 14% más) como principal producto, seguido del tomate (138 millones de euros, -5%), y la lechuga (117,5 millones de euros, +14%).

En la categoría de frutas, la exportación española a Reino Unido el año pasado sumó 946,4 millones de euros (+ 7%), con la mandarina a la cabeza y un fuerte incremento en frutos rojos.

En cuanto al impacto de la salida de Reino Unido sobre el presupuesto del régimen específico de frutas y hortalizas, Fepex ha apuntado que «será mínimo».

Han detallado que la participación de Reino Unido en el presupuesto de los fondos operativos de las organizaciones de productores de frutas y hortalizas (OPFH) en 2014 ascendió a 32 millones de euros, el 4,41 % del presupuesto total de este régimen.