La organización agraria Asaja  Huelva ha alertado del “grave” problema al que se enfrentan los ganaderos de la provincia de Huelva al tener que comprar piensos ante la sequía y falta de precipitaciones. Según informó Asaja, la falta de agua en las explotaciones es “un gran problema” puesto que obliga a llevar el agua en cubas con un gran coste para los ganaderos.

De hecho, se está convirtiendo en un grave situación en la zona del Andévalo, ya que en esta comarca se está dando “la necesidad de comprar piensos, paja y heno adquirido al ganado, sobre todo ovino y bovino, que a estas alturas del año debería estar pastando en el campo”. Además, después de un año de intensa sequía, las reservas de estos piensos también van escaseando.

En la Sierra, la sequía ha afectado sobre todo a la castaña, cuya producción se está viendo mermada hasta en un 50%. No obstante, en cuanto a la montanera, se espera que sea “buena” ya que hay mucha bellota y de buen tamaño, por lo que, “si comienza a llover y bajan las temperaturas en estos días, las previsiones son buenas”.

De otro lado, se da la circunstancia de que la pasada cosecha de cereal fue “desastrosa” a causa de la sequía. La producción se vio mermada en toda la provincia, aunque el perjuicio fue más marcado en unas zonas que en otras, lo que “no sólo afectó a los productores de cereal, sino también a los ganaderos que se vieron obligados a adquirir el pienso en el exterior”.

Desde Asaja han remarcado que, si bien es cierto que el Gobierno andaluz ha hecho algunas adaptaciones de la normativa como por ejemplo la que permite alimentar al ganado ecológico con alimentación convencional, “las ayudas de minimis, las únicas que tienen un impacto directo sobre la economía de las explotaciones, no han sido convocadas a pesar de que fueron publicadas en BOJA en julio”.

A cultivos como la fresa y los frutos rojos no les afecta la sequía, todo lo contrario, puesto que es la humedad la que propicia la aparición de afecciones como hongos. En el mismo en caso están los cítricos y el resto de cultivos de regadío, mientras las reservas de agua, eso sí, permitan seguir regando.

Sin embargo, en el olivar de secano, el último en recolectarse, los aforos son “muy bajos” por lo que se verá mermada la producción. En cuanto al cereal de la próxima campaña, que se encuentra ahora en periodo de siembra, las expectativas, si no comienza a llover en las próximas fechas, “no son desde luego optimistas y pueden darse graves problemas en las nascencia del cereal”.

(Foto principal: Oviespaña)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here