El precio de los cereales va a ser clave este año para salvar la campaña, que según las estimaciones de Asaja-Cádiz ante el próximo inicio de la recolección, se presenta en líneas generales algo escasa de superficie y de producción por la sequía y el predominio de los vientos de levante en los últimos meses. Por eso, ha hecho un llamamiento a los agricultores con problemas de almacenamiento para que lleven sus cosechas a las cooperativas para venderlas por lotes y preservar así los precios. “Si podemos salvar cinco euros por hectárea, de eso depende la rentabilidad”, ha significado el presidente provincial de Asaja, Pedro Gallardo tras la caída de la producción de cereal en Cádiz.

La ausencia de precipitaciones ha provocado un anticipo de la recolección de la campaña, que iba bien por buen camino debido a las buenas temperaturas y el buen trabajo realizado por los agricultores hasta que se torció en marzo, principalmente por la falta de precipitaciones y el calor, ha explicado Gallardo, quien ha destacado que la calidad de los cultivos es aceptable pese al recorte respecto a al último año.

LA CAÍDA DE LA PRODUCCIÓN AFECTARÁ SOBRE TODO AL TRIGO DURO (ENTRE EL 23 Y 28%), AL TRITICALE (13-14%) Y AL TRIGO BALNDO (5-10%)

En rueda de prensa este lunes 17 en la que ha comparecido junto a los responsables de las cooperativas cerealistas de la provincia, Gallardo ha significado que el trigo duro, el principal cultivo en la provincia que este año ha visto reducida su superficie en un 5%, es el más perjudicado con un caída de producción estimada del 28% y del 23% en rendimiento medio.

El descenso de la producción de cereal en Cádiz oscilará entre el 6% de la avena y la cebada, único cultivo este último que ha visto aumentada su superficie este año, y el 13-14% del triticale y el trigo blando, mientras que el rendimiento medio sufrirá una bajada de entre el 5% y el 10%. La merma de rendimiento afecta a todos los cultivos, aunque con diferencias entre las distintas zonas productoras, salvo a la avena, que subirá un 5%.

El precio va a ser determinante, por lo que Asaja Cádiz hace un llamamiento a los agricultores con problemas de almacenamiento para que lleven sus cosechas a las cooperativas para venderlas por lotes y preservar así los precios. “Si podemos salvar cinco euros por hectárea, de eso depende la rentabilidad”, ha significado Gallardo.

Del mismo modo, con la entrega en las cooperativas se garantizan la financiación, ya que éstas anticipan hasta el 80% de valor de las producciones a precio de mercado, ha indicado Ramón Hidalgo, de la cooperativa de Villamartín, quien ha apuntado que “las siembras tempranas se han visto más afectadas por la sequía en la época en la que los cereales necesitan más agua, si bien la calidad no presenta muchos problemas”.