UPA Castilla y León ha considerado incomprensible que la Junta de Castilla y León no permita a los agricultores titulares de contratos agroambientales de agroecosistemas de extensivo de secano adelantar la fecha de la recolección antes del 10 de julio.

La organización ya solicitó semanas atrás al Gobierno regional la flexibilidad de las labores agronómicas a los agricultores acogidos a este tipo de contrato debido a las condiciones tan extremas que ha sufrido esta campaña el campo de Castilla y León.

Sin embargo en esa ocasión, al igual que ha ocurrido en las últimas horas, la comunidad autónoma no ha atendido estas peticiones motivadas por las condiciones climáticas tan adversas, que han condicionado el desarrollo vegetativo de los cereales en Castilla y León, y cuyo estado de maduración está mucho más avanzado respecto a lo que podía considerarse una campaña normal.

La superficie acogida a esta medida agroambiental son los cultivos herbáceos, y en las fechas en las que nos encontramos las parcelas más necesitadas serían las de cebada porque los trigos están más tardíos, en las zonas ubicadas de la Reserva Natural de Villafáfila y la Nava, en las provincias de Zamora y Palencia.

UPA califica como “despropósito que desde el Gobierno regional no se atienda está petición, que permitiría que los agricultores pudieran cosechar sus cultivos en el momento más apropiado, donde por otro lado la proliferación de topillos está dañando aún más la mala cosecha en una campaña ya de por sí muy negativa”.

La organización viene recordando que, tal y como llevan apuntando desde hace días, la sequía extrema ha dado al traste con una parte muy importante de la cosecha de este año, y esta circunstancia requiere de la adopción de medidas extraordinarias por parte de las administraciones competentes, como el adelanto de la recolección.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here