ASAJA Salamanca ha solicita a la Junta de Castilla y León que instaure urgentemente medidas para solventar la falta de agua que ya sufren los ganaderos de la provincia, en especial el de extensivo. La zona oeste sería la más perjudicada por la sequía climatológica, haciéndose extensiva a todo el territorio, donde las charcas ya no garantizan el suministro para los animales.

Además, debido al aumento de las temperaturas, se están secando pastos y forrajes; lo que incrementa los costes producción que deben abonar los propios ganaderos. Por este motivo, la organización agraria insta a la administración regional que haga lo propio para minimizar los daños en las explotaciones ganaderas extensivas, como ya sucedió en la campaña 2018-2019, debido a las semejantes condiciones meteorológicas.

ASAJA propone que la Junta lance una orden de ayudas que sirvan para la creación de estructuras y para la mejora de éstas así como servicios de abastecimiento en la mayor brevedad posible para que evitar que la situación empeore. En este mismo sentido, ASAJA Salamanca ha reclamado a la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD) que agilice las autorizaciones para la creación de pozos, de dónde se podría extraer agua para facilitar el abastecimiento de los animales.

Ante esta situación, el presidente de ASAJA Salamanca, Juan Luis Delgado, asegura que “preocupa y mucho la escasez de agua, ya que la fauna silvestre se aproxima más al ganado para beber lo poco que queda. Se pueden transmitir, de este modo y con mayor facilidad, enfermedades como la tuberculosis. A esto se le suma que los animales ingieren agua de mala calidad, por el mal estado de las charcas con los riesgos que esos supone para su salud y su bienestar. Aunque en la zona oeste esté en un momento crítico, esta situación se hace extensible a toda la provincia y sectores”.