La Semana Santa es sinónimo de vacaciones y de procesiones en las calles. Pero en Andalucía además empieza a ser una inyección económica muy importante para su mundo rural. No sólo porque tradicionalmente gran parte de todo lo que conlleva esta tradición religiosa suele tener un efecto en el empleo de estas zonas, sino porque poco a poco estas localidades se empiezan a llenar de visitantes, como alternativa a una forma más traidicional de pasar estos días de descanso.

Así, aunque son muchos los turistas que eligen la Costa para pasar las vacaciones de Semana Santa o las grandes ciudades, cada vez son muchos los que cada vez se decantan por el turismo de interior. Según datos del Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital, la estimación de ocupación media de las zonas rurales durante esta semana se sitúa en torno a un 79%, un 1% más que hace un año. Unas cifras bastantes positivas si tenemos en cuenta que el turismo rural es una actividad muy importante para la cohesión territorial y el reparto equitativo de la riqueza debido a la creación de empleo que genera el turismo.

Según datos del portal de reservas www.escapadarural.com Córdoba, con un 70% de ocupación, es la primera provincia andaluza con mayor número de reservas esta Semana Santa.

Para encontrar otra provincia andaluza hay que bajar, según esta clasificación, hasta el número 23, donde aparece Jaén, en la que sus casas rurales estarán ocupadas estos días vacaciones al 64%. Más abajo aún, en concreto en la posición número 34, aparece Málaga, con una previsión del 58%, el mismo porcentaje que este portal calcula para los alojamientos rurales en Cádiz. Por debajo de todas ellas se encuentran Sevilla (con un 55%); Huelva (con un 48%); Granada (44%); y Almería (35%).