La Semana Santa ha dado vacaciones al precio de la almendra, ya que ni la Lonja de Murcia ni la de Albacete ha celebrado sesión esta semana. Y la de Reus, fiel a la línea que viene marcando desde primeros de año, apenas ha variado en diez céntimos (eso sí, a la baja) en algunas variedades, viviendo como hasta ahora al margen de las variaciones al alza que se han venido registrando en el último mes.

Y precisamente es el papel que juegan las lonjas lo que preocupa ahora mismo al sector. De todos es conocido que los productores nunca han estado muy contentos con ellas, sobre todo por el papel que impone la propia industria. Cabe recordar la explícita frase de Paqui Iglesias Galera, responsable nacional de Frutos Secos de UPA, cuando señaló que “es como si el zorro estuviera guardando a las gallinas. Y eso no puede ser así”. Pero ahora preocupa más el proyecto del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente de trabajar en un Real Decreto que establecerá los requisitos y el procedimiento para el reconocimiento de las lonjas de productos agropecuarios como Lonjas de Referencia, así como para crear un registro de este tipo de lonjas y propiciar el asociacionismo entre las lonjas y mercados que ayuden a mejorar los objetivos de éstas.

Una posibilidad que no convence a los almendricultores, que primero piden que haya un control real de las cotizaciones (y el caso de Reus este año es un buen ejemplo) antes de premiarlas y buscar su potenciación.

Con este panorama, la Lonja de Reus (la única que no se ha ido de vacaciones) ha dejado la siguiente cotización: Almendra en grano. Comuna 4.6 € / Kg 0.1; Llargueta 4.8 € / Kg 0.0; Marcona 5.0 € / Kg 0.0; Mollar 4.5 € / Kg 0.1; Mallorca 4.5 € / Kg 0.1; Pelonas 3.2 € / Kg 0.0; Comuna ecológica 6.4 € / Kg 0.1. En Almendra cáscara blanca Mollar 1.05 € / Kg 0.0
Rofes 1.02 € / Kg 0.0.

Las Lonjas de Murcia y Albacetre sí se fueron de vacaciones y no han cotizado.

(Fuente de cotizaciones: Productores de almendras)