La Real Federación Española de Caza (RFEC) y las Federaciones autonómicas de caza instan a los partidos políticos con representación en el Congreso de los Diputados a paralizar y poner freno al anteproyecto de Ley de Derechos de los Animales impulsado por el Ministerio de Derechos Sociales por la amenaza que supone para la caza, el mundo rural y para los propios animales a los que dice proteger.

Para ello, la RFEC y las Federaciones autonómicas de caza van a iniciar una ronda de reuniones con los distintos partidos y diputados nacionales, con el objetivo de dar a conocer las consecuencias que tendría la aprobación del anteproyecto y de recabar los apoyos necesarios para que el Anteproyecto no obtenga votos suficientes y se pueda poner fin a la deriva animalista radical que está guiando las políticas del actual gobierno central.

En este sentido, la entidad recuerda que el Partido Popular ha solicitado ya públicamente la retirada de la ley, tras la reunión mantenida con el presidente de la RFEC, Manuel Gallardo, y su vicepresidente, José María Mancheño. Una solicitud a la que la RFEC espera que se unan el resto de partidos «que quieran poner freno a una normativa que acumula más de 6.000 alegaciones y el rechazo de gran parte de la sociedad».

CRITICAN UNA LEY “QUE SIGUE UNA HOJA DE RUTA ANIMALISTA CONTRARIA A CRITERIOS TÉCNICOS Y CIENTÍFICOS»

Y es que, sostiene la federación, el anteproyecto de Ley de Derechos de los Animales «somete a la caza y a otras actividades del mundo rural a una situación de grave indefensión jurídica, al tiempo que supone una completa invasión de competencias autonómicas, tanto en lo referente a la actividad cinegética como al bienestar animal».

En la misma línea para instar a paralizar la propuesta, destaca que el texto ha sido rechazado por expertos de numerosos ámbitos como el jurídico, el científico, ingenieros de montes, veterinarios, cazadores, ganaderos, agricultores e incluso muchas asociaciones ecologistas, y que además ha sido elaborado sin lograr ningún tipo de consenso con los sectores afectados.

En este sentido, el sector cinegético recuerda que «siempre estará a favor de todas las medidas que se traduzcan en el bienestar de los animales, una parte imprescindible para la práctica cinegética, pero no de un anteproyecto impuesto sin diálogo, elaborado en base a criterios ideológicos y que sigue una hoja de ruta animalista contraria a criterios técnicos y científicos».

Además, la RFEC vuelve a exigir al PSOE que cumpla el compromiso que adquirió con los cazadores de excluir a los animales auxiliares de la caza del Anteproyecto y, de no ser así, recuerda que las federaciones de todo el país iniciarán movilizaciones a pie de calle contra la negativa a paralizar esta Ley, como ya hicieron el pasado 20 de marzo cuando cientos de miles de personas, principalmente cazadores, tomaron el centro de Madrid en una marea naranja histórica.