En la vida hay soluciones fáciles y difíciles. Y lo que se espera de un político o un alto cargo es tome las decisiones necsarias, aunque sean difíciles, para solucionar los problemas. Sin embargo, el consejero de Agricultura del Gobierno de Aragón, Joaquín Olona, ha advertido de que garantizar un tipo de precios en el sector agrícola y ganadero «sería una irregularidad» porque los mercados se rigen por la ley de la oferta y la demanday ha dejado clara su solución política a este problema: El sector debe asumir «la realidad» de que la inestabilidad de los precios y que no sean suficientes es algo «consustancial a los propios productos agrarios y ganaderos».

Por eso se ha mostrado «preocupado» porque el sector vuelva a plantear esas reivindicaciones «sobre las que no existe capacidad política».

Lo ha dicho en una rueda de prensa para informar sobre las cifras macroeconómicas del sector agrario aragonés correspondientes a 2018, acompañado del director general de Desarrollo Rural, Jesús Noguës, quien ha destacado la capacidad del sector aragonés para dar respuesta durante la pandemia de la covid-19.

Según Garcés, 2020 ha sido «un año peculiar en todos los sectores», pero desde el Gobierno de Aragón ha asegurado que se sienten satisfechos porque al ser un sector de producción endógeno que no depende del exterior ha evitado problemas de abastecimiento en el ámbito alimentario.

No obstante, el consejero ha insistido en que el sector debe asumir «la realidad» de que la inestabilidad de los precios y que no sean suficientes es algo «consustancial a los propios productos agrarios y ganaderos».

Y es precisamente este hecho lo que, a su juicio, «justifica la PAC y que en el mundo desarrollado existan políticas públicas a favor de la agricultura».

De ahí, ha dicho, que el objetivo sea que la PAC «ponga el acento en la renta». Por eso, Olona urge a la adopción de medidas de protección e impulso para la agricultura familiar y ha adelantado que “en breve llevará a Consejo de Gobierno el anteproyecto de Ley de Protección y Modernización de la Agricultura Familiar y del Patrimonio Agrario de Aragón”. Con este mismo objetivo, “el Departamento está siendo muy ambicioso en la negociación de la reforma de la PAC” que en estos momentos se está abordando y cuya aplicación se prevé a partir de 2023.