Las protestas del campo han llegado hasta Madrid y su efecto empieza a poner nervioso a todo el Gobierno y no solo al ministro de Agricultura, así como a algunos partidos políticos. Las organizaciones agrarias UPA, COAG y ASAJA volvieron a concentrarse en Madrid en una acción de protesta frente al Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación en Madrid para denunciar la “pésima” situación que atraviesa el sector.

La concentración se enmarca dentro del calendario de movilizaciones de los profesionales del campo que salen a la calle bajo el lema #AgricultoresAlLímite con el objetivo de reflejar “la falta de futuro” para sus explotaciones agrarias debido a la baja rentabilidad y la competencia desleal de productos importados que no cumplen con los estándares comunitarios.

Los agricultores y ganaderos piden al Ministerio y a la Comunidad de Madrid que trabaje para reequilibrar la cadena agroalimentaria con el fin de evitar los abusos que sufren agricultores y ganaderos por parte de algunas empresas de la industria y la distribución y que luchen por una PAC “justa”.

El secretario general de UPA Madrid, Jesús Anchuelo, denuncia en TVE que el precio del pepino o del tomate se multiplica por seis o por siete desde que sale del campo hasta que llega al consumidor y que al agricultor, primer eslabón de la cadena alimentaria, “lo están arruinado y al último lo están engañando”.

Entre las demandas de los agricultores y ganaderos a las Administraciones figuran un sistema de seguros agrarios “fuerte”, impulsar un etiquetado transparente, que preste especial atención a sectores vulnerables como el apícola, y el apoyo al sector agrario explicando su importancia al resto de la sociedad.

El secretario general de Unións Agrarias, Roberto García, se quejaba en TVE que los agricultores cobran precios que se quedaron en 1995 pero tienen que afrontar los costes de 2020.

Nervios en el Gobierno que pasa del “no miraremos hacia otro lado” a “empezar a poner cierto freno al abuso que sufren los precios en el campo”

Esta protesta, unida a las que ya se han celebrado y sigen convocadas, está provocando que el Gobierno se empiece a poner nervioso. Un Ejecutivo desde donde cada vez salen más voces a hablar del tema.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, lo ha hecho desde su twiter, señalando que “Hoy, agricultores y ganaderos se concentran en Madrid ante la crisis que vive el sector. El Gobierno está firmemente comprometido con nuestro campo, con el futuro del sector agroalimentario, con las familias y los pueblos que viven de él. No miraremos hacia otro lado”.

Más duro ha sido el ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, quien ha considerado este miércoles 5 que “hay que empezar a poner cierto freno al abuso que sufren los precios en el campo” y ha defendido la actuación del Gobierno.

Ábalos ha hecho estas declaraciones en la inauguración del congreso de la patronal Faconauto, donde ha asegurado que el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) “está actuando con prontitud, en concertación con las organizaciones profesionales agrarias”.

Se están abordando “temas que parecían difíciles de encarar, que tienen mucho que ver con el libre mercado que son los precios”, ha afirmado el titular de Transportes, tras recordar que hay otros componentes como los insumos (energía, fertilizantes, etc.) que afectan a la renta agraria y que también hay que abordar.

Además, Ábalos ha explicado que existen otras estrategias dedicadas a afrontar el reto demográfico que guardan relación con el conflicto del campo.

tensión con VOx, de los aplausos al abucheo con declaraciones polémicas de por medio

No solo el Gobierno se empieza a poner nervioso sino que formaciones como Vox han acabado convirtiéndose en protagonistas de la protesta en Madrid. Su secretario general Santiago Abascal acudió a la protesta acompañado de varios cargos de su partido y pasó de ser aplaudido a tener que marcharse a abucheado.

Tras unos momentos de tensión, los manifestantes han mostrado rechazo a que estuvieran políticos en la concentración, asegurando algunos de ellos que “vienen a hacerse la fotografía, a vendernos una moto y a decirnos lo que queremos oír para buscar un rédito político a costa de la desgracia de los agricultores. Si quieren hacer lo pueden apoyar de mil formas pero no aquí”.

Posteriormene, también en twiter, Abascal ha señalado que “VOX ha sido el único partido que ha hablado de la defensa del campo, la vida rural y de la competencia desleal de los productos extracomunitarios mientras el resto de partidos estaban arrodillados ante Bruselas. En Vistalegre lo dejamos claro”. Un posicionamiento sobre los productos extranjeros que ha provocado el enfado del ministro de Agricultura, Luis Planas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here