La producción mundial de cereales alcanzará 2.578,58 millones de toneladas en la campaña 2016-2017, lo que supone un crecimiento del 4,88% respecto a la temporada anterior, según el último balance agrícola del Departamento de Agricultura de EEUU (USDA, en sus siglas en inglés).

El informe de abril del USDA eleva un 0,21% las previsiones de cosecha global de cereales respecto al balance de marzo, que apuntaba a una producción global de 2.578,58 millones de toneladas.

Las existencias de final de campaña se situarán en 628,36 millones de toneladas (622,61 millones en marzo), frente a los 605,19 millones almacenados en la temporada 2015-2016.