El balance provisional de la producción de limones en la Región de Murcia para la campaña 2015/2016 es de 416.000 toneladas, un 32,8 por ciento menos que la campaña anterior, que ascendió a 620.000 toneladas, según ha informado la consejería de Agricultura.

Este descenso de la producción, según ha explicado el director general de Producciones y Mercados Agroalimentarios, Fulgencio Pérez, se debe a las altas temperaturas sufridas durante la primavera de 2015, que causaron una deficiente floración.

El 81,3 por ciento de la producción de esta campaña corresponde a la variedad Fino, que ha alcanzado las 338.400 toneladas, y el 18,7 por ciento restante, al limón Verna, con 78.000 toneladas.

este mal dato contrasta con la primera estimación de cosecha (preaforo) de limón de AILIMPO para la próxima campaña 2016/2017, donde se apunta a una producción en España de 980.000 toneladas, con un incremento del 22% sobre el balance de la pasada campaña, que finalizará a finales de agosto con una cifra aproximada 802.680 toneladas de limón recolectadas y una caída del 30%.

Con estos datos, desde la Interprofesional se destacaba que el sector vuelve a la senda de la normalidad, con un volumen de cosecha cercano al millón de toneladas en buena parte debido a la entrada progresiva en producción de nuevas plantaciones. Unos datos que, al parecer, no van a tener tan buen reflejo en la Región de Murcia.