La Organización Interprofesional de la Aceituna de Mesa, Interaceituna, ha estimado que la producción de la aceituna de mesa bajará en 2016 en relación al año anterior, aunque es superior a la media de las últimas siete campañas.

Para realizar los informes, se tienen en consideración dos factores que influyen en la producción: la climatología y la vecería, característica propia del olivo en la un año da mucho fruto y poco o ninguno en otro.

La climatología no ha afectado demasiado, aunque sí se ha dado un déficit hídrico acumulado

La climatología no ha afectado demasiado, aunque sí se ha dado un déficit hídrico acumulado en la zona más oriental andaluza y unas temperaturas secas y viento seco durante la segunda quincena de julio, según informa la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA-Andalucía).

Las altas temperaturas y los vientos de levante fuertes han dañado a la arboleda, lo que provocaría que se secaran los olivos mermando la producción.

ACEITUNA DE MESA 2En cuanto a la vecería, solo destaca la buena cosecha en la zona de Utrera y el Aljarafe sevillano, al reponerse árboles tras la poca producción del año anterior.

Al contrario le ha sucedido al área del Arahal-Morón, donde hay una menor producción en general, tras una importante cosecha en 2015.

Según la UPA, la producción de media nacional se ha situado en 546,53 miles de toneladas entre 2009-2015, divididas en: 160,9 miles de toneladas de manzanilla, 32,68 de gordal, 256,69 de hojiblanca, 33,07 de cacereña, de 42,46 de carrasqueña y 20,73 de otras variedades.

El próximo avance se publicará el próximo 31 de agosto, donde se podrán dar datos tras analizar el impacto de la evolución climatológica.