El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, ha avanzado que se espera una cosecha de cereales buena, de entre 21 y 23 millones de toneladas, por encima de la media de los últimos años. Las superficies de cereales de otoño-invierno se mantienen estables.

Planas lo ha avanzado en la reunión del Consejo Consultivo de Política Agrícola para Asuntos Comunitarios, celebrado por videoconferencia, en el que ha apuntado que en el Consejo de Ministros de Agricultura, que se celebrará el próximo martes, 24 de mayo, en Bruselas, se realizará una estimación de siembras y cosechas de las materias primas.

El ministro ha destacado la importancia de que se publique la modificación del reglamento de transparencia aprobada en abril para que todos los Estados miembros de la UE notifiquen con periodicidad mensual el nivel de existencias de cereales, oleaginosas y arroz. “Es una medida muy importante porque nos permitirá dar mayor transparencia al mercado y facilitará la toma de decisiones, especialmente en situaciones sobrevenidas de dificultades”, ha explicado.

Asimismo, en el Consejo Consultivo se ha abordado también la celebración de la Conferencia Ministerial de la Organización Mundial del Comercio entre los días 12 y 15 de junio en Ginebra, que no se realiza desde el año 2017. Planas ha asegurado que esta reunión debería ser una oportunidad para adoptar una serie de medidas en favor de la seguridad alimentaria para mantener los mercados abiertos y predecibles, con más transparencia y sin restricciones a las exportaciones.

 Planas ha mostrado su preocupación porque desde que se inició la guerra en Ucrania una veintena de países ha tomado medidas restrictivas en sus exportaciones, algo que afecta ya al 17% del comercio mundial de proteínas. Las medidas restrictivas, según el ministro, no son positivas porque contribuyen a aumentar los precios en los mercados internacionales y a que se produzcan disrupciones muy por encima de la media de los últimos años.