La Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de la Junta de Andalucía ha reconocido a La Posada de San Marcos (Alájar, Huelva) como el primer alojamiento turístico de Andalucía que ostenta la etiqueta ecológica de la Unión Europea (‘Ecolabel’). Este distintivo certifica que los productos y servicios que los ostentan cumplen con una serie de requisitos ambientales voluntarios que van más allá de las exigencias normativas.

El objetivo es respaldar a las empresas que apuestan por mejorar su actuación ambiental, promoviendo aquellos productos y servicios que, en comparación con otros de su misma categoría, inciden en mayor medida en la reducción de los efectos ambientales adversos.

Para obtener esta etiqueta ecológica, los alojamientos turísticos deben cumplir los criterios marcados por la Comisión Europea en cuanto a utilización de fuentes de energía renovables, ahorro de agua y energía, reducción de los residuos y mejora del medio ambiente local.

En cuanto a La Posada San Marcos, este alojamiento se encuentra en el Parque Natural ‘Sierra de Aracena y Picos de Aroche’, concretamente al norte de la provincia de Huelva. Se trata de un pequeño establecimiento con tan sólo seis habitaciones cuyos propietarios han apostado por contribuir a la protección del medio ambiente y del mantenimiento de la economía rural de la zona. Entre otras actuaciones, en este sentido, destaca que la reforma del alojamiento haya intentando preservar al máximo sus elementos originales e introducir en la estructura del edificio elementos naturales y eficientes como el corcho y la lana, por sus propiedades térmicas, de insonorización o de absorción de humedad.

Esta posada onubense utiliza energía geotérmica para la calefacción y refrigeración de las instalaciones y paneles solares para obtener agua caliente sanitaria y su diseño ha permitido al edificio obtener una calificación energética clase A. Además, en las mejoras efectuadas se han empleado pinturas ecológicas, barnices al agua, puertas de madera de bosque bajo la certificaciónForest Stewardship Council (FSC) y las ventanas y puertas exteriores cuentan con una rotura total del puente térmico.