La ,lucha del sector agrario contra la proliferación de macroparques fotovoltaicos no cesa, pero lo que realmente no cesa es la proliferación de estos parques, en especial en Castilla y León, aunque esta plaga solar se extienda por toda la geografía española.

El Boletín Oficial de la Provincia de León ha sacado este miércoles 5 a información pública otros 8 parques de energía solar fotovoltaica en la provincia que ocuparían una superficie de 792 hectáreas, lo que sumado a las 4.549 hectáreas de los 24 publicados con anterioridad, hace un total de 32 macroparques fotovoltaicos que ocuparían una superficie de 5.341 hectáreas. Adicionalmente salte también a información la línea de evacuación hasta los puntos de conexión de Red Eléctrica. Estos proyectos son en Villameca y Quintana del Castillo, municipios en los que confluyen con los ya presentados por otras empresas.

Ante esta situación ASAJA León insiste en que la Junta debe de establecer unas directrices que regulen este tipo de infraestructuras de manera que no se perjudique a los agricultores y ganaderos ni provoquen un deterioro del medio rural. En este sentido, consideran que cada uno de estos proyectos «pasa por expulsar a los agricultores y ganaderos de las tierras y pastos que aprovechan, a la vez que se ocasionan también enormes perjuicios con unas líneas de evacuación que deberían de ser soterradas».

pero el problema de esta plaga solar, como ya se le empieza a denominar por su rápida proliferación en prácticamente todas las regiones españolas, ASAJA adelanta que en las próximas fechas se presentarán todavía más proyectos en Castilla y León, por lo que hace un llamamiento para que las instituciones y la representación de la sociedad civil organizada se oponga a la proliferación indiscriminada de macroparques fotovoltaicos y se regule de una forma adecuada su existencia sin que los perjudicados sean obligatoriamente los agricultores y ganaderos de la región.