Los últimos informes sobre la incidencia de topillos que está causando estragos en la montaña de Lugo muestran que más de 1.600 hectáreas están afectadas, pero la cifra real podría llegar a 2.000 según los técnicos consultados por el SLG. Aunque, hasta ahora, el daño principal se está causando en los pastizales, en el Sindicato Labrego Galego han recibido informes de daños directos en las granjas de Pedrafita do Cebreiro, con pérdidas significativas en ensilaje de hierba y nabos.

Hasta donde saben, una de las medidas que la Xunta planea hacer frente a esta plaga es poner trampas, en coordinación con las granjas. Sin discutir esta medida, desde la organización agraria creen que “será insuficiente. En este sentido, queremos destacar como una de las principales causas de esta plaga la disminución de la población de sus depredadores naturales – burros, zorros, aves rapaces … -, especialmente para la caza, tanto legal como sigilosa. Por lo tanto, desde el SLG vemos que la Consellería del Medio Ambiente decreta la prohibición de cazar especies de ratas salvajes y topillos depredadoras naturales en los municipios afectados y en los limítrofes, porque para continuar presionando a sus depredadores, el desequilibrio ecológico empeorará y la crisis empeorará”.

Desde este punto de vista, critican que justo este mismo fin de semana se lleva a cabo la celebración del XXV Campeonato Gallego de Caza de Raposo en los municipios de Triacastela y Láncara afectados por esta plaga. Por eso, instan a la Xunta de Galicia a prohibir con precaución este torneo y cualquier otra actividad que amenace con crear un desequilibrio ecológico similar al del jabalí en toda Galicia.

Además, el área del Medio Rural “no puede mirar para otro lado frente a las pérdidas que están sufriendo las granjas en ensilaje de hierba y que, como se ha visto, van más allá de los prados, creando una línea de ayudas para compensarlos. Después de todo, la permisividad de la Xunta con el exterminio indiscriminado de depredadores de topillos también lo hace en parte responsable de la crisis”.

Finalmente, desde el SLG también solicitan que se convoque una reunión con agentes sociales de los sectores económicos y áreas afectadas por la plaga para tratar de coordinar fuerzas y buscar las mejores soluciones para una plaga que, en comunidades vecinas como Castilla y León, afecta a 1.610.000 hectáreas (20% del área autonómica), causó pérdidas de 30 millones de euros y medio centenar de personas infectadas por turalemia.

2 Comentarios

  1. Pues están de suerte, sin quererlo, han descubierto la forma de acabar con ellos fácilmente. Los topillos no suelen alejarse de su agujero, ahora ya saben como llevarlos a su terreno y allí liquidarlos.
    Para huertos particulares, doy la solución: trampas de madera para ratones, cebadas con trozos de patata, se ponen al lado del agujero y se tapa con un cubo, (que les parezca que es de noche).
    Caen de dos en dos, es infalible, es una técnica BayCon anti-plagas.

    • No ha quedado bien escrita la dirección de la web. Es “BayCont” anti-plagas. Somos los creadores del primer pastor eléctrico antiplagas para frutales. Noticia de este periódico en la sección: I+d

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here