El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha animado a acudir a los tribunales a quien piense que ha habido un trato de favor hacia alguna empresa, pero también ha advertido de no «jugar» con empresas que generan miles de puestos de trabajo.

A preguntas de los periodistas, García-Page se ha referido a la petición de CCOO del cese del director general de Salud Pública, Manuel Tordera, tras la sentencia que condena a la Junta a reponer en su puesto a un veterinario de la Consejería de Sanidad expedientado tras denunciar maltrato animal en el matadero de Incarlopsa de Tarancón (Cuenca).

El presidente castellano-manchego asegura que «hay empresas ejemplares que pueden cometer un error, no digo que no»

El presidente regional ha explicado que si algún funcionario cree que no se le respeta su puesto de trabajo puede acudir a los tribunales y las sentencias se acatan, pero también ha advertido de no hablar «mal» de empresas que generan muchos empleos.

«Hay empresas ejemplares que pueden cometer un error, no digo que no. Y también hay funcionarios que pueden cometer un error», ha señalado García-Page quien ha apuntado que «las empresas tienen que cumplir las leyes y los trabajadores públicos también».

Ha animado a acudir a los tribunales a quien crea que hay «algún tipo de trato de favor» hacia alguna empresa o vea que una empresa «juega con la salud de los ciudadanos» o incumple la legislación.

Pero también ha pedido «que no se alarme y, sobre todo, que no se juegue con los puestos de trabajo de la gente», porque «nos podemos cargar» de un día para otro a empresa «modélicas» que dan miles de empleo y generan una gran riqueza en la comunidad autónoma.

Cabe recordar que la Junta de Castilla La Mancha ha sido acusada de ser cómplice del maltrato animal que la justicia ha acreditado en una sentencia en el matadero de Incarlopsa, el principal proveedor de carne de cerdo de Mercadona.