Por si no había poca confrontación, ahora la nueva PAC acaba en los juzgados. Una vez publicado el RD que regulará la PAC durante los años 2021 y 2022, la Junta Directiva de la Asociación dde Productores de Vacuno de Carne Asoprovac ha decidido recurrir judicialmente y solicitar medidas cautelares ante 3l Real Decreto para el periodo transitorio, al estimar que las consecuencias económicas y jurídicas son demasiado importantes para el sector vacuno de carne.

Por eso, han acordado, de forma unánime, pedir en primer lugar al Gobierno la retirada del mismo y posteriormente recurrir judicialmente este decretp, solicitando además la adopción de la medida cautelar consistente en la suspensión de la vigencia del apartado cinco de la disposición final primera del Real Decreto impugnado por el que se modifica el art. 11 del RD 1075/2014 relativo a la actividad agraria a realizar en pastos permanentes, hasta que recaiga sentencia firme que ponga fin al procedimiento, dados los perjuicios de imposible o difícil reparación que su aplicación ya causaría a miles de ganaderos de vacuno de carne.

CREEN QUE LAS CONDICIONES DE ADMISIBILIDAD DE LA PAC PUEDEN EXCLUIR DE FACTO DEL SISTEMA DE AYUDAS A LOS GANADEROS DE VACUNO EN LA CAMPAÑA 2021

Asoprovac estima que los cambios introducidos en las condiciones de admisibilidad de las ayudas de la PAC por el gobierno español pueden excluir de facto del sistema de ayudas a los ganaderos de vacuno en la campaña 2021, generando pérdidas en el sector de más de 50 millones de €.

Reitera además que se trata de una medida que puede afectar al mantenimiento de la renta y de las inversiones de empresarios y trabajadores tras dos años de enormes dificultades económicas y como tal, debería haber estado precedida de una preceptiva consulta y profundo debate, y no aprobarse de forma precipitada como ha sucedido en este caso.

La asociación quiere recordar que «el sector vacuno de engorde es un sector profesional, con actividad real, del que viven alrededor de 150.000 familias de forma directa y 1.000.000 de personas de forma indirecta. Sin embargo, su competitividad es muy dependiente de la política agraria común y su supervivencia en un mercado único cada vez más globalizado podría estar en juego en ausencia de un apoyo especifico.  Las consecuencias serán la desaparición primero de ganaderos pequeños y medianos del país y posteriormente el crecimiento de la intensificación e integración de los restantes, en total incoherencia con lo que la actual sociedad está demandando y lo que supuestamente este gobierno y la comisión están promulgando».

Por eso, ante esta situación han decidido recurrir judicialmente por lo que se da un paso más y la PAC acaba en los juzgados.