La Organización Mundial del Comercio (OMC) autorizó este elunes 13 a la Unión Europea a imponer sanciones comerciales a Estados Unidos por un valor de casi 4.000 millones de dólares por los subsidios indebidos de este último en favor de su constructor aeronáutico Boeing. Esta es la principal conclusión de un dictamen que ha emitido un árbitro de la Organización, una pieza más en el largo contencioso Boeing-Airbus que enfrenta a ambas potencias comerciales.

Esta decisión debe servir para imponer sanciones en forma de aranceles a los productos de EEUU o, como viene pidiendo el sector, especialmente el del vino y el olivar, para negociar y poner freno a la subida de los impuestos implantada por el Gobierno de Trump que está hundendo las ventas de estos dos sectores en los propios Estados Unidos.

te over import and exports as a 3D illustration.

«El importe es proporcional con los efectos adversos que la Unión Europea ha sufrido entre septiembre de 2012 y septiembre de 2015», según ha determinado el panel de la OMC.

En ese periodo (al que se refiere el dictamen) Airbus perdió tres importantes ventas de aviones de un pasillo y sufrió amenazas de bloqueo a la importación de sus aviones al mercado estadounidense, así como a su exportación a Emiratos Arabes Unidos (aliado geopolítico de Washington).

Durante el proceso de arbitraje, la UE había pedido que se le permitiera aplicar medidas de represalia comercial contra EEUU por un valor superior a 8.500 millones de dólares anuales.

En el extremo opuesto, EEUU sostenía que la cuantificación correcta de las contramedidas no debía exceder los 411,8 millones de dólares por año.

La Comisión Europea ha adelantado que impondrá las sanciones autorizadas por la OMC (en forma de aranceles) si Washington no retira las que aplica actualmente a Europa por ayudar a la compañía Airbus, rival de Boeing, y que se elevan a varios miles de millones de dólares.