La empresa andaluza Apleinova (Aplicaciones e Innovaciones Agrarias) y su nueva generación de carros con balanza electrónica FR-60 se han sumado al proyecto que la cooperativa moguereña Cuna de Platero ha comenzado ya en tierras castellanas para la recolección de fresas en la provincia de Ávila, con el objetivo de abastecer de berries de calidad a sus clientes durante todo el proceso.

El director-gerente de Apleinova, José Antonio Martín, junto al técnico de la empresa, Fernando de la Linde, se han desplazado hasta la explotación Cañá del Trompo, donde han mostrado el funcionamiento de esta nueva herramienta al jefe técnico de Cuna de Platero, Juan Cejudo; al responsable de suministros de la cooperativa, Juan Antonio Rodríguez; al encargado de la finca, Juan Vélez; y al socio de Cuna de Platero, José Manuel Salvatella, que han podido conocer de primera mano todas las ventajas que incorpora. Una de las recolectoras de la finca ha sido la encargada de probar este nuevo sistema de recogida y pesaje, que será una herramienta cotidiana para los operarios de la explotación en Ávila.

Reduce a una sola vez la manipulación de la fruta, ya que actualmente se toca hasta tres veces antes de ponerla a la venta

El equipo técnico de Apleinova ha explicado la configuración inicial de la balanza electrónica, donde se marca el número del operario y, a continuación, se elige el formato de la fruta que se va a recolectar (entre las más de 60 disponibles) en la pantalla digital. Una vez hecho esto, ya se puede empezar a trabajar sin ninguna otra dificultad añadida.

Para la recolección de las fresas, el operario va rellenando las tarrinas en el formato que se desee recolectar y que se encuentran dispuestas en una caja justo encima de la balanza. Cuando la tarrina llega al peso exacto marcado, el carro emite un sonido de aviso y se enciende una luz verde en el caso de que sea correcto y rojo en el que no. A continuación, se pasa al siguiente envase y se sigue la misma mecánica.

Como ha explicado el director-gerente de Apleinova, José Antonio Martín Orgaz, este carro de recogida y pesaje “reduce a una sola vez la manipulación de la fruta”, ya que actualmente se toca hasta tres veces antes de ponerla a la venta, por lo que se aumenta la calidad del fruto que llega al consumidor, así como se ahorran costes.

De hecho, el responsable de suministros de la cooperativa, Juan Antonio Rodríguez, ha comentado que una de las principales ventajas puede ser que como la tarrina de las fresas se recolecta ya con el peso exacto necesario, se puede podría poner la tapa y etiquetar directamente.

Una innovación a la altura de las expectativas de Cuna de Platero

No es fácil innovar en el campo marcando la diferencia, pero Apleinova no podía dejar pasar la oportunidad de participar en un gran reto, como es el de ofrecer frutos rojos durante todo el año, sobre todo fresas.

Lo que se ha perseguido desde Cuna de Platero es cumplir con la máxima de ‘Your Global Berry Partner’, que acompaña a sus diferentes marcas y que señala la característica de poder ofrecer fruta todo el año. Según ha explicado el director general de Cuna de Platero, Juan Báñez al presentar este proyecto recientemente “las temperaturas del norte de España en verano nos permiten seguir ofreciendo a nuestros clientes una fruta con calidad y sabor durante la temporada estival”.

En las cinco hectáreas de fresas de verano «se produce con los mismos criterios y exigencias de sostenibilidad y respeto al medio ambiente que se aplican en Huelva», indicó Báñez, que apunta que éste es «un paso más para ofrecer fruta todo el año, tal y como ya ocurre con la frambuesa Adelita».  Esta campaña que acaba de finalizar en Huelva ha sido, para Cuna de Platero, “buena en cuanto a calidad y volumen de fruta”. Por esto, apostar por la calidad es una máxima a la que se une el carro de recogida y pesaje de fruta FR-60 de Apleinova.