Con el respaldo unánime de los socios, las asambleas de la Sociedad Cooperativa Andaluza La Purísima Concepción y de la Sociedad Cooperativa Andaluza San Eulogio, del municipio jienense de Carboneros, dieron el pasado mes de diciembre luz verde al proyecto de fusión de ambas entidades. Así, nacía una nueva cooperativa: la Sociedad Cooperativa Andaluza La Purísima Concepción y San Eulogio, entidad que ya cuenta con personalidad jurídica, tras la reciente firma de las escrituras de constitución.

Se trata del paso previo y necesario para la inscripción de la nueva entidad en el Registro de Sociedades Cooperativas. En este importante acto, realizado ante notario, se dieron cita representantes de los consejos rectores de las dos sociedades cooperativas fundadoras (La Purísima Concepción y San Eulogio), así como el gerente de Cooperativas Agro-alimentarias de Jaén, Antonio Guzmán Vico.

La federación provincial ha apoyado esta anexión cooperativa desde sus inicios, ya que “proyectos como éste son muy necesarios para el desarrollo económico del municipio y la provincia de Jaén”, recalca Antonio Guzmán, que añade que ”los procesos de integración y fusión son la llave de un modelo competitivo adaptado a las nuevas tendencias y exigencias del mercado”.

CIFRAS DE LA COOPERATIVA

La Sociedad Cooperativa Andaluza La Purísima Concepción y San Eulogio suma una base social de 330 socios y socias. Cuenta, además, con una producción media que rondará los seis millones de kilos de aceitunas en años climatológicamente benignos y alrededor de 1,2 millones de kilos de aceite de oliva, la gran mayoría procedente de la variedad picual.

El presidente de la entidad, José Bernabéu Martínez, señala que “no tenía sentido que en un pueblo de apenas 600 habitantes hubiese dos cooperativas dedicadas al mismo sector, el aceite de oliva”. A este respecto, aclara que La Purísima Concepción y San Eulogio nace “tras años de trabajo en común”, pues durante las tres últimas campañas, las dos entidades fundadoras llegaron a un acuerdo intercooperativo para moler conjuntamente su producción de aceitunas.

La nueva sociedad mantendrá como centros de trabajo todas las dependencias, aunque la sede social estará ubicada en las instalaciones de la antigua cooperativa La Purísima Concepción. Además, estará integrada en la sociedad de segundo grado Oleoxa Aceites de Jaén, a la que ya pertenecía La Purísima, y a través de la cual comercializará toda su producción.

El objetivo tras esta fusión es, por un lado, “ofrecer un mejor servicio a la base social, que es para quienes trabajamos”, apunta José Bernabéu. Por otro lado, se persigue “garantizar a los olivareros un mejor pago sobre los productos que se entreguen en la cooperativa”, y de esta forma, “conseguir hacer más rentable el trabajo de los agricultores de Carboneros y alrededores”.

Para absorber la producción olivarera de Carboneros, ubicada a los pies de Sierra Morena, la cooperativa cuenta con instalaciones para la recepción y molturación de aceitunas, así como bodega y envasadora de aceite de oliva.

La calidad del aceite de oliva será la máxima que regirá a la entidad, que apostará por cosechas tempranas y por recolectar la aceituna con sumo cuidado, evitando que toque el suelo. Acto seguido, se trasladará la producción a la cooperativa, apenas unas horas después de su recolección, donde se procederá a extraer el zumo del fruto del olivo, según argumenta su presidente, José Bernabéu.