El ministro de Agricultura en funciones, Luis Planas, ha calculado que la norma que permita la retirada de stocks del mercado de determinadas categorías de vino, para evitar que se mezclen los de la campaña pasada con la nueva, podrá estar en vigor para la próxima campaña.

En una entrevista concedida en el programa “A pie de campo” de CCM, Planas ha analizado la campaña de vendimia de este año, que se prevé que alcance los 40 millones de hectólitros, lo que será “claramente por debajo” de la del año pasado y de la media de los últimos años.

En este sentido, ha apostado por trabajar para evitar los “dientes de sierra” que se producen en los mercados debido a que unos años hay mucha producción y otros, poca, y ha recordado que la Interprofesional del Vino ha hecho unas propuestas al Ministerio que dirige sobre las cuales están trabajando, de forma que prevén tener “una hoja de ruta” en septiembre.

De este modo, Planas ha propuesto tener en cuenta tres aspectos, por un lado la calidad de uva para vinificación, que es un elemento “clave” -junto con la cantidad- para fijar un precio; por otro lado, trabajar en una norma que, respetando las normas del mercado y la legislación vigente, permita retirar del mercado determinadas categorías de vino que permitan dar más valor al resto de la producción y, por último, abordar el contenido alcohólico de subproductos derivados de la vendimia.

Planas vaticina un otoño y un invierno “muy complejos”, sobre todo en relación con la salida del Reino Unido de la UE

En concreto, y sobre la norma que permita la retirada del mercado de determinadas categorías, ha explicado que su “determinación” como ministro es apoyar esta media y “buscar un encaje”, pero ha advertido de que no es posible “hacerlo en un mes ni en dos meses”, por lo que ha confiado en que la entrada en vigor de la norma que lo regule se pueda producir la próxima campaña y repercuta en la calidad de las categorías de vino.

El ministro de Agricultura en funciones también ha abordado el futuro de las exportaciones, sobre todo teniendo en cuenta el Brexit y las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China y ha vaticinado un otoño y un invierno “muy complejos”, teniendo en cuenta -sobre todo en relación con la salida del Reino Unido de la UE- que antes de que finalice el año se tienen que negociar el apoyo financiero de la unión al sector primario para el horizonte 2021-2027.

Además, ha señalado que en primavera o verano se tendrá que acordar en España la aplicación de la próxima Política Agraria Común y, de hecho, ha señalado que el Ministerio ya está empezando a discutir con las comunidades autónomas la elaboración del próximo plan estratégico nacional.

En cualquier caso, ha advertido de que el brexit es importante para las exportaciones de vino, ya que el Reino Unido es el destino del 12 por ciento de la producción española, al tiempo que ha confiado en que los problemas comerciales entre Estados Unidos y China “no se extiendan al sector agroalimentario europeo”.

“Tenemos un horizonte complicado y una visión clara, que es que si todos -el sector y las administraciones- tenemos una visión clara, podemos salir adelante”, ha reflexionado el ministro de Agricultura en funciones.

Por otro lado, y ante la posibilidad de que se celebren elecciones generales en otoño ante las dificultades para formar gobierno, Planas ha considerado que “lo más importante es que España tenga una investidura” y que el PSOE gobierne en el país, ya que a su parecer “esa es la “voluntad clara de los ciudadanos”.

“Espero que haya un gobierno en España. Podemos y PP tienen una oportunidad de actuar de forma responsable”, ha concluido Planas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here