La Mesa del Castaño alertó ayer de la aparición de los primeros brotes en la comarca berciana (León) de la plaga de la avispilla del castaño, que considera “la peor de todas”.

Los brotes han silo localizados en la zona de Valcarce, en el Bierzo Oeste (León) en un estado primario gracias a la vigilancia de los catañicultores de la agrupación Tres Valles.

Ahora están pendientes de perimetrar la zona y establecer medidas para impedir su avance.

La primera de ellas es que la Mesa ha solicitado con urgencia que se ponga en marcha un programa de control biológico para poner coto a la plaga, y la segunda establecer una reunión urgente con productores para resolver dudas y pedirles que tengan especial cuidado con las plantas que no provienen de los canales legales de compra, ya que podrían estar infectados.

La Mesa advierte de que la avispilla podría llevarse el 80% de la producción de los castaños que hay plantados a lo largo de 18.000 hectáreas en la comarca.

Cabe recordar que el pasado año, la Red Estatal del Castaño ha mostradoya mostró su preocupación por la rapidez con la que estaba avanzado en el territorio español la plaga de la avispilla del castaño, que se extendía a una velocidad mucho mayor de lo previsto “al resultar ineficaces” las medidas de contingencia realizadas hasta ahora, como son las podas o las talas de árboles afectados.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here