La mayoría del sector productor de Rioja ha respaldado el acuerdo alcanzado en el seno del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Calificada Rioja por el que no se plantará viña hasta recuperar su rentabilidad.

Las organizaciones ARAG-Asaja, la Federación de Cooperativas Agrarias de La Rioja (Fecoar), Dolare, UCAN y UAGN, que representan una amplia mayoría del sector productor de Rioja, han explicado en un comunicado que votaron a favor de este acuerdo que limita para 2022 el crecimiento de la masa vegetal de Rioja y condiciona nuevos repartos de plantaciones al comportamiento de las ventas, de los precios de la uva y el vino y a recuperar su rentabilidad.

Para ello, y a propuesta del sector productor, se encargará a un órgano independiente externo, un mecanismo objetivo que determine la fórmula para nuevos repartos de plantaciones en función de parámetros objetivos de ventas y también de precios.

Así, han considerado, se podrá lograr un crecimiento planificado y ordenado que vaya de la mano de un incremento en valor y en rentabilidad para todo el sector.

Además, estas organizaciones han agradecido al Grupo Rioja de bodegas la actitud de consenso en relación con la elaboración y construcción del acuerdo en el que se han tenido en cuenta sus peticiones.

En este sentido, han incidido en que «era importante que se reconozca el esfuerzo realizado en los últimos años respecto a la contención de rendimientos y que el acuerdo se haya centrado en buscar una fórmula que atienda a mejorar la rentabilidad de todo el sector”.

Por último, han calificado de “irresponsable” las decisiones de las otras organizaciones del sector productor ya que consideran que  “votar no o abstenerse es votar a favor de la liberación” de las plantaciones de viñedo, según concluye el comunicado.

Cabe recordar que la negociación de plantaciones es obligatorio realizarla cada año, porque así lo dictamina la normativa europea por la cual todas las Denominaciones de Origen están obligadas a comunicar al Ministerio de Agricultura, antes del 31 de octubre, qué acuerdo han adoptado para repartir o no nuevas plantaciones.