La mayoría de los Estados miembros de la Unión Europea apoya las medidas que Bruselas estudia aplicar, incluidas las ayudas al almacenamiento privado de la carne de porcino o la activación de la reserva de crisis, para paliar el impacto de la guerra en Ucrania sobre el sector agroalimentario europeo.

El asunto se trató este lunes en una reunión del comité especial de Agricultura, un organismo técnico del Consejo (los países de la Unión Europea).

En ella, la Comisión Europea anunció una serie de posibles medidas para contrarrestar la crisis ligada a la invasión de Ucrania, como las ayudas al almacenamiento privado para la carne de cerdo y el uso de la reserva de crisis, así como la próxima publicación de un informe sobre seguridad alimentaria, informaron fuentes europeas.

Las delegaciones, con «algunas excepciones», respaldaron ampliamente el conjunto de las medidas anunciadas por el Ejecutivo comunitario y se mostraron de acuerdo con la idea de Francia, país que preside el Consejo de la UE hasta finales de junio, de utilizar tierras reservadas para producir proteaginosas.

Bruselas quiere que se pueda poner en marcha el almacenamiento privado lo antes posible, según indicaron a Efe fuentes europeas.

ESPAÑA  INSISTIÓ EN LA NECESIDAD DE REDUCIR LA DEPENDENCIA DE LOS PIENSOS ALIMENTARIOS

Por otra parte, en la reunión algunos países «expresaron dudas sobre la posibilidad de lograr los objetivos del Pacto Verde Europeo, ya que podrían menoscabar aún más la capacidad de la UE para producir alimentos», según las mismas fuentes.

Hubo además un llamamiento a la UE a reducir su dependencia con respecto a ciertos productos de algunos países, algo que pidió entre otros España, que insistió en la necesidad de reducir la dependencia de los piensos alimentarios.

A principios de mes, el comisario europeo de Agricultura, Janusz Wojciechowski, confirmó que estudia la posibilidad de aplicar medidas excepcionales de intervención en los mercados para hacer frente a los efectos en el sector agrario de la invasión rusa de Ucrania.

En particular mencionó el almacenamiento privado, que implica la concesión de ayudas europeas para retirar producto del mercado de forma transitoria para recuperar los precios, con el objetivo de que al reducir la oferta los importes mejoren.

España ha pedido a la CE que adopte medidas urgentes que aseguren el abastecimiento en el mercado europeo de los productos más afectados por la guerra en Ucrania, en especial, cereales y oleaginosas. Al país le preocupan no solo los precios, sino también la disponibilidad de las materias primas.