UCCL ha mostrado su preocupación por la instalación de macrogranjas que afectan la supervivencia de las explotaciones actuales y en especial la ya conocida y polémica de una vaquería con más de 20.000 cabezas en Noviercas. 

La Unión de Campesinos de Castilla y León (UCCL) ha visto con asombro como la Junta de Castilla y León ha dado luz verde para la modificación de las normas urbanísticas municipales de Noviercas, en Soria, que facilita la implantación de la vaquería con más de 20.000 cabezas de ganado.

Esta Organización piensa que apostar por este tipo de proyectos “puede poner en riesgo la estructura productiva actual de nuestras explotaciones, y no es un modelo que nuestra Organización Agraria pueda defender”.

este incremento en la producción va a provocar una bajada en el precio de la leche, y en consecuencia a la desaparición de muchos ganaderos

UCCL aclara que está a favor de iniciativas que logren fijar población en el medio rural, “pero no permitimos que las mismas puedan afectar de forma negativa a  quienes viven en él. ¿Se ha parado a pensar en las consecuencias que va a traer este proyecto al sector de vacuno de leche?”, puntualiza preocupada Adoración Martín, responsable del sector de vacuno de leche en UCCL y ganadera desde hace más de 30 años.

La vaquería de Noviercas promovida por la empresa Valle Odieta S.C.L, va a producir un total de 200.000 toneladas de leche al año, que supone un 22% de la producción total de Castilla y León.

Inevitablemente este incremento en la producción va a provocar una presión muy fuerte en el mercado que dará lugar a una bajada en el precio de la leche, y en consecuencia a la desaparición de muchos ganaderos. “No concebimos que para que la macrogranja funcione tengamos que desaparecer de Castilla y León otros 250 ganaderos de los 1.028 que solo quedamos a día de hoy. No podemos olvidar que en los últimos tres años han desaparecido 330 ganaderos de vacuno de leche”, indica Martín.

Por otro lado, existe un riesgo importante de que en una explotación con 20.000 animales aparezca algún animal positivo a tuberculosis bovina. “Esto no sería nada raro, ya que con ese número de animales, seguramente algún animal provenga de otros países, donde sabemos, que las pruebas de tuberculosis bovina no son tan exhaustivas como las que se realizan en España y no sería la primera vez que vienen animales infectados de Francia”. Por ello, desde UCCL se exige un estudio de las consecuencias que implicaría para Castilla y León que tuviera que producirse un vacío sanitario sobre está “explotación”.

Finalmente, a UCCL le parece sorprendente la facilidad con la que se han modificado unas normas urbanísticas de un municipio, “cuando a muchos ganaderos y agricultores se nos ponen mil pegas e inconvenientes para llevar a cabo pequeños proyectos. En este caso, la única razón factible para su modificación, es la creación de empleo en un municipio con una población de 150 habitantes y a menos de 40 minutos de Soria. Sin embargo, no olvidemos que su creación dará lugar a la desaparición de otros ganaderos, que estos sí viven en el medio rural”.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here