La Consejería de Medio Rural de Cantabria ha puesto un teléfono confidencial para que los ganaderos puedan denunciar cualquier problema o irregularidad. Auque desde el Gobierno regional se insiste en que su objetivo es facilitar a los ganaderos el contacto con la Administración, esta decisión no evita un cierto tufillo a aquella vieja KGB de las películas de espionaje y denuncias.

Según informaron a Efe fuentes de la Consejería, el teléfono se ha puesto en marcha para recibir cualquier denuncia relacionada con Ganadería, aunque se ha pensado especialmente para temas de sanidad animal y, sobre todo, de brucelosis.

En la misma semana que se puso en marcha ya comenzaron a llegar las denuncias a este teléfono

Para dar a conocer este teléfono, la Consejería ha enviado alrededor de 800 cartas a ganaderos de las zonas de Campoo y Cabuérniga, zonas donde se ha diagnosticado algún foco de brucelosis en el último año.

Este teléfono ha empezado a funcionar esta misma semana y, según indica la Consejería, ya se han recibido algunas denuncias.

Uno de los objetivos con los que se ha habilitado este teléfono es facilitar a los ganaderos el contacto con la Administración, evitar trámites y que, por ejemplo, no tengan que trasladarse a la Oficina Comarcal para realizar este tipo de denuncias, según señala la propia Consejería.

El consejero de Medio Rural, Jesús Oria, explicó además en la Mesa Agraria que también se ha remitido una carta a los ganaderos de Cabuérniga y Campoo, con la idea de que se comuniquen las vinculaciones sanitarias en el comunal.

Asimismo, en la última reunión de la Mesa Agraria se ha dialogado sobre la tuberculosis y se ha informado a los sindicatos de que se va a llevar a cabo una flexibilización del protocolo de diagnóstico, especialmente en las zonas de baja prevalencia.