La Consejería andaluza de Agricultura, Pesca, Agua y Desarrollo Rural ha destinado durante 2023 un montante total de 12.536.567 euros para el sector de la apicultura andaluza, a través de 5.462 ayudas en distintos programas de actuación. Estas líneas pretenden compensar la situación actual que atraviesa este sector estratégico en el mundo rural, no sólo desde el punto de vista productivo, sino también ambiental, por la vital función de polinización que realizan las abejas.

Durante los últimos ocho años, la apicultura en Andalucía ha recibido más de 44,7 millones de euros para un sector que ha visto agravada su situación, entre otros motivos, por los bajos índices de rendimiento registrados por colmena, que hacen peligrar la viabilidad de las explotaciones y el mantenimiento de esta actividad.

De ahí que la propia la consejera de Agricultura, Carmen Crespo, el apoyo al sector de la apicultura en Andalucía no sólo responde a su valía desde el punto de vista agroalimentario «sino también a su papel como motor económico en el mundo rural y como herramienta contrastada para la fijación de la población de nuestros pueblos, donde las cifras demuestran el buen trabajo que estamos haciendo en Andalucía para evitar la despoblación que se vive en otras zonas de España».

En 2023 se han movilizado 5 millones de euros provenientes del Plan Estratégico de la Política Agraria Común (Pepac), que fusiona las ayudas anteriores del Plan Apícola Nacional y del Programa Nacional de Desarrollo Rural de Andalucía, para un total de 1.037 solicitudes que serán abonadas, una vez resueltas, a comienzos de 2024. Además, la apicultura ecológica tiene su propia línea de ayudas dentro de la Pepac, 143.426 euros que se destinan a la conversión a esta actividad y para su mantenimiento, para el que se han recibido 72 solicitudes en 2023.

En este mismo año se ha abierto la convocatoria de la Intervención Sectorial Apícola (ISA), que retoma la senda del Plan Apícola Nacional (PAN) con nuevas convocatorias de 3,6 millones anuales hasta el próximo 2027. En concreto, la convocatoria ISA promueve financiación para actividades de colaboración en redes, activos materiales e inmateriales, ayudas a los laboratorios apícolas, actuaciones por la pérdida de abejas o caída de productividad, promoción, comunicación, comercialización y para el aumento de la calidad de los productos.

De hecho, la Consejería ha querido recordar que durante el ejercicio del 2023 se ha procedido a abonar las ayudas para 1.202 apicultores pertenecientes al último semestre de 2022, financiadas con fondos Feaga del Plan Apícola Nacional, así como las correspondientes al pasado año, con cargo a la ISA, para 911 beneficiarios.