La consejera de Medio Ambiente de Extremadura, Begoña García Bernal, no comparte la decisión de Asaja de iniciar acciones judiciales contra la Junta por los daños que está ocasionando la tuberculosis bovina, y ha defendido que se está trabajando a «unos niveles muy importantes» en la lucha contra esta enfermedad.

Asaja Extremadura iniciará acciones judiciales por los daños en explotaciones bovinas afectadas por la tuberculosis, de la cual culpan a la fauna salvaje infectada y al hecho de que se denieguen solicitudes de aguardo de jabalí para reducir daños en la cabaña.

«Respeto absoluto. Estamos en un Estado de derecho, cualquier organización agraria puede presentar los recursos que estime oportunos pero no estamos de acuerdo», ha respondido la consejera de Medio Ambiente y Rural, Políticas Agrarias y Territorio a preguntas de los medios sobre este asunto en una rueda de prensa en Mérida.

Ha asegurado que «desde que se ha aprobado la orden general de vedas y zonas de emergencias cinegética», solo en esta temporada de caza «se han otorgado más permisos de acecho, espera, de matar jabalíes, que en toda la temporada de caza del año anterior».

Además, ha recordado que este año en el presupuesto de la Consejería se contemplan más de 14 millones de euros para tratar de erradicar la enfermedad de la tuberculosis bovina, se creó la Mesa de la Tuberculosis y se está trabajando «conjuntamente con todas las instituciones».