Aunque el ministro Luis Planas aseguraba esta semana que las protestas por las ayudas de la PAC eran una cuestión de algunas organizaciones agrarias, el presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, ha ensalzado este viernes 3 durante la inauguración de Salamaq21, que el modelo agrario de la Comunidad está centrado en la agricultura profesional, “una agricultura pensada para vivir de ella”, con explotaciones basadas en la producción familiar y el movimiento asociativo agrario. Y ha reclamado que si se quiere que la agricultura perviva, tiene que ser con un modelo profesional que garantice a los jóvenes que se incorporar poder vivir de esta actividad.

Por este motivo, el jefe del Ejecutivo autonómico ha reivindicado ante el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, que la PAC cuide a los profesionales del campo y que el nuevo pago redistributivo, como complemento a la renta básica, debe identificarse con ellos.

Además, el presidente de la Junta ha advertido de que “es imprescindible que la nueva PAC no produzca desequilibrios” y ha subrayado como esencial que debe apostar por el rejuvenecimiento del sector y el apoyo a la mujer rural, así como proteger las ayudas asociadas a las producciones más sensibles, como las explotaciones ganaderas. “No podemos defraudar a tantos agricultores y ganaderos” que esperan mantener su nivel de apoyo, ha advertido Fernández Mañueco de cara a la puesta en práctica de la nueva Política Agraria Común a partir de 2023 -de la que actualmente Castilla y León percibe unos 1.000 millones de euros al año- y que supone no sólo la razón de ser de la política europea sino que es hablar de las rentas de agricultores y ganaderos.

El presidente de la Junta ha valorado el paso que se está dando para garantizar la financiación de las ayudas asociadas a la agricultura profesional y ha reclamado al ministro que se tenga en cuenta el modelo profesional de Castilla y León, pues estos pagos no pueden reducirse para las explotaciones más dimensionadas, como las que hay en la Comunidad, pues sería restar apoyo a las más profesionales, ha advertido.

Fernández Mañueco ha destacado la aportación que Castilla y León ha realizado a los ecoesquemas, que se pueden aplicar a nivel nacional, y para los que ha reclamado prácticas medioambientales que estén lo suficientemente remuneradas para que resulten atrayentes.

Además, el jefe del Ejecutivo castellano y leonés ha resaltado que desde la Junta ya se han adelantado actuaciones con medidas para incorporar a jóvenes y mujeres al campo, que entre 2021 y 2023 supondrán 350 millones de euros en una apuesta clara por las personas que viven en el medio rural.