UPA Andalucía ha conseguido que la Junta de Andalucía autorice la alimentación del ganado ecológico con piensos convencionales debido a la pertinaz sequía. Una medida que estará vigente hasta el 31 de enero de 2020 y que será prorrogable siempre y cuando la falta de lluvias persista en el tiempo.

Según señala en una nota, «gracias al trabajo de interlocución de nuestra Organización, la Consejería de Agricultura ha estimado oportuno conceder este permiso excepcional debido a la también crítica situación que atraviesa el ganado ecológico por la ausencia de precipitaciones. UPA Andalucía registró, el pasado mes de septiembre, la solicitud ante la Dirección General de Industrias, Innovación y Cadena Agroalimentaria, cuyo titular es Cristina de Toro, reclamando dicha autorización y cuya autorización se ha hecho pública este lunes 8».

La secretaria de Ganadería de UPA Andalucía, Francisca Iglesias, explica por qué están satisfechos con el trabajo realizado por la organización: “La situación para los ganaderos es insostenible y si hablamos de la ganadería ecológica es mucho peor. Actualmente, atravesamos un periodo de déficit de precipitaciones importante que ha provocado que la oferta de alimentación ganadera sea escasa. Hay muy poco pasto propio del final del verano y ese problema se agrava, esta campaña, por la casi nula disponibilidad de paja y cereales ecológicos en los mercados tradicionales. Por eso trabajamos directamente con la Consejería de Agricultura para obtener una autorización que valoramos muy positivamente porque supone un pequeño alivio para los ganaderos, que también sufren el incremento de los costes. La medida estará vigente hasta finales de enero de 2020 y será prorrogable si la situación de sequía continúa, algo que también es muy positivo porque da seguridad en el futuro más inmediato”, afirma Francisca Iglesias.

Autorizaciones, recuerdan desde UPA Andalucía, que no son nuevas, ya que la Consejería de Agricultura ha aprobado esta medida de permitir alimentar al ganado ecológico con piensos convencionales en años anteriores. “La falta de precipitaciones en 2018 o 2019, por ejemplo, tuvo como consecuencia la bajada de rendimientos tanto de la vegetación natural como de los cultivos, especialmente en las zonas más orientales de Andalucía, donde se concentra la mayor superficie dedicada a la producción de cereal bajo técnicas ecológicas. Ya entonces la Consejería autorizó la alimentación con piensos convencionales por un periodo temporal y excepcional. Eso es lo que ahora vuelve a autorizarse, hasta el 31 de enero de 2022”, concreta la secretaria de Ganadería de UPA Andalucía.