La Consejería de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural de Castilla-La Mancha ha asumido la gestión de la Denominación de Origen ‘Valdepeñas’, tras la retirada de los productores, pero ha asegurado que trabajan para conseguir un acuerdo entre las partes o se cree una interprofesional u otra nueva asociación que se encargue de su gestión.

Así lo ha explicado el consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, quien ha asistido este martes 25 al Comité Regional de la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA), donde ha apuntado que la administración regional garantizará el funcionamiento correcto de la DO Vadelpeñas «con garantía de trazabilidad y transparencia».

En este sentido, ha lamentado que no se haya llegado a un acuerdo entre las partes implicadas en la DO, pero ha asegurado que, a partir de ahora, será la Consejería quien van a «extremar el cuidado» para que Vadelpeñas sea «la DO con mejor trazabilidad, y por lo tanto con mayor garantía para los consumidores del país».

Una DO que, según ha explicado es «muy importante» y la cual ha incrementado sus ventas en un 25% en este último año respecto al año anterior, por lo que ha advertido de que el sector «se juega mucho» y ha querido mandar un mensaje de tranquilidad a viticultores, distribuidores, empresas y sobre todo a los consumidores, al tiempo que ha reiterado su intención de defender «siempre primero a los viticultores».

Por ello, Martínez Arroyo se ha comprometido a que la DO sea la que tenga «más transparencia, trazabilidad y garantía de España», así como ha asegurado que trabajarán para que «se recupere otra Interprofesional, se cree una nueva asociación o se ponga en marcha cualquiera de los modelos de gestión» que pueden hacer funcionar a una DO, mostrándose convencido de que «pronto» las dos partes se van a poner de acuerdo.