La consejera andaluza en funciones de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, Carmen Crespo, matiene su pulso con el Gobierno central y ha advertido que agricultores de toda Andalucía “se quedarán fuera de la PAC” si el Gobierno finalmente no equipara las Comunidades de Bienes y Sociedades Civiles con las sociedades anónimas limitadas, tal y como ha pedido el Ejecutivo autonómico y organizaciones agrarias y avisa del coste que tendrá para el sector si se deben convertir en sociedades anónimas o limitadas.

Por ello, Crespo ha insistido en la sede del Consejo Andaluz de Cámaras de Comercio que el Ministerio de Agricultura “escuche y atienda” al campo andaluz, ya que de no hacerlo “expulsará de las ayudas de la Política Agraria Común a muchos agricultores y ganaderos de Andalucía”.

Crespo ha afeado al ministro Luis Planas que haya introducido “en el último minuto” un nuevo cambio en el Plan Estratégico, de la PAC que, a su juicio, “supondrá agravar aún más las pérdidas que sufrirá el sector agrario andaluz” con la propuesta del Ministerio. Crespo se refiere así a la decisión del Ejecutivo de Sánchez de que todos los miembros de las comunidades de bienes y sociedades civiles tengan que cumplir con los criterios para ser considerados agricultor activo.

“De esta forma, está obligando a agricultores y ganaderos a convertir las comunidades de bienes y sociedades civiles en, por ejemplo, sociedades anónimas o limitadas que suponen un mayor coste fiscal”, ha explicado la consejera, antes de censurar que, “una vez más, el ministro se empeña en expulsar de la PAC a los pequeños y medianos agricultores y ganaderos de Andalucía”.

En este sentido, la consejera ha señalado que el ministro Luis Planas “sabe perfectamente que nuestra región destaca en comunidades de bienes y sociedades civiles”, al haber ocupado la cartera de Agricultura en el Gobierno de la Junta de Andalucía. “Es un nuevo varapalo a los agricultores y ganaderos andaluces”, ha enfatizado.