La Junta de Andalucía estudiará la posibilidad de conceder ayudas parala vigilancia de los cotos de caza de la región dentro del PDR de los Fondos europeos, lo que representaría un gran impulso al sector de la vigilancia rural.

El responsable Regional de los Guardas Rurales de Andalucía por FTSP-USO, Víctor Villalobos, pidió ayudas económicas a la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, para potenciar la vigilancia en los cotos andaluces y para la restauración, recuperación de las especies silvestres y sus hábitats en Andalucía, al igual que ha sucedido en la Comunidad Foral de Navarra. La contestación  del Instituto Andaluz de Caza y Pesca Continental se señala que que «se estudia una posibilidad similar, buscando el encaje en el PDR de los Fondos europeos en Andalucía que contemple esa vía y dependiendo de la disponibilidad de fondos en los posibles ejes (medidas) aplicables, para los titulares de terrenos cinegéticos de Andalucía dirigidos a la vigilancia, observancia, tareas auxiliares y tareas de gestión de los mismos».

Par el responsable sindical de los guardas rurales, «esto sería una gran iniciativa, ya que actualmente el sector de la Vigilancia Rural necesita un impulso para incentivar las contrataciones en Andalucía, lastradas actualmente por la pandemia del COVID-19«.

En la actualidad en Andalucía sé generan 3.500 millones y casi 50.000 empleos en el campo andaluz cada temporada. Hay registrados 7.500 cotos, 100.000 cazadores federados y 171.000 licencias actualmente en vigor.

Además de la caza, la vigilancia es necesaria para incentivar el desarrollo Rural y fomentar a los empresarios de explotaciones agrícolas y Ganaderas, plantas fotovoltaicas, parques eólicos, bodegas, granjas de animales, montes públicos o privados, campings, hípicas, cooperativas agrícolas, Ayuntamientos y administración pública y en general las fincas rústicas y toda instalación que se encuentre en ellas, todo lo relacionado con el desarrollo del sector productivo primario.