La consejera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de Andalucía, Carmen Crespo, ha participado en Sevilla en el acto de entrega de ayudas a la creación de empresas para jóvenes agricultores, a quienes ha agradecido su trabajo y su «valentía» porque «no es fácil en estos momentos lanzarse al campo y decir: yo quiero ser joven agricultor», a la vez que recalcaba que esta Junta ha acabado con la lista de espera acumulas desde los años 215 y 2016.

«Probablemente sois familias de agricultores, como yo, y coger ese relevo es de valientes», ha apuntado Crespo, resaltando la importancia «para el futuro de Andalucía» de esta actitud por parte de una nueva generación de profesionales.

«Estamos a vuestro lado», ha afirmado la responsable de Agricultura con respecto al papel de la Administración. En concreto, Carmen Crespo ha recalcado que el objetivo principal es que todo joven agricultor de Andalucía que tenga un expediente aprobado, «tenga derecho a esa ayuda» que ha solicitado.

Actualmente son 1.255 los beneficiarios de la convocatoria 2018 de estas subvenciones incluidas en el Programa de Desarrollo Rural (PDR) 2014-2020 y cofinanciadas por el Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (Feader), pero las solicitudes con respuesta positiva se corresponden con más de 1.350 jóvenes de toda la comunidad autónoma que cumplen con las condiciones exigidas en las bases reguladoras. La consejera ha explicado que, para responder a esta demanda, se espera añadir inminentemente 7,2 millones de euros a los 75 millones ya puestos a disposición del sector. De esta forma se podría atender «el 100%» de las solicitudes aprobadas y acabar con «la lista de espera», como ha resaltado Crespo.

Además, la titular de Agricultura ha recordado que el actual Gobierno andaluz  ha «acabado con la lista de espera de 2015 y 2016 de jóvenes agricultores» destinando 28 millones de euros al abono de estas subvenciones, y que ésta es «la primera vez que se adelanta el 25% de la ayuda» para evitar que los receptores deban «endeudarse tanto y tengan mayor liquidez para empezar su negocio».

En su intervención, Crespo ha hecho hincapié en que «el relevo generacional es uno de los objetivos básicos de este Gobierno» ya que, a día de hoy, sólo tienen menos de 40 años el 12% de los titulares de las más de 230.000 explotaciones agrarias de Andalucía.

Más de 1.250 beneficiarios

El acto celebrado  ha contado con la presencia de alrededor de 200 beneficiarios de estos incentivos que ejercen su actividad en las provincias de Málaga, Córdoba, Huelva, Cádiz y Sevilla. Destaca la creación de empleo que suponen estos proyectos de jóvenes, ya que el 52% genera más de una Unidad de Trabajo Agrario (UTA), contribuyendo así al desarrollo económico de las zonas rurales y a evitar la despoblación del territorio andaluz. En concreto, el 86% de los receptores de los incentivos se compromete a residir en la comarca donde se encuentra la explotación agraria que regenta, toda vez que el 76% de ellas están ubicadas en zonas desfavorecidas.

Estas ayudas, que oscilan entre los 30.000 y los 70.000 euros, respaldan, entre otras actuaciones, iniciativas ganaderas, del ámbito olivarero o de cultivos invernados y al aire libre de hortalizas, frutos rojos o subtropicales, por ejemplo.

En su discurso, Carmen Crespo ha hecho una alusión expresa a la amplia presencia femenina entre los beneficiarios de estas subvenciones, explicando que un tercio de las 1.255 ayudas concedidas (416 incentivos) respaldan la actividad agraria desarrollada por mujeres. También es significativo el alto grado de incidencia de las ayudas en la Producción Ecológica, puesto que el 25% de los proyectos se enmarcan en este ámbito.