La Alianza UPA-COAG ha denunciado que Castilla y León es de las comunidades autónomas de nuestro país donde más caro resulta pasar la ITV a los tractores y a la maquinaria remolcada, teniendo que abonar entre 10 y 18 euros más que en otras CCAA.

La organización califica de «abusivo y de un desmesurado afán recaudatorio el tributo que deben pagar los agricultores y ganaderos de la región a este tipo de empresas, y sobre los que la Consejería de Industria de la Junta de Castilla y León debería actuar para que no salgan tan dañados los profesionales agrarios de esta comunidad autónoma».

La Alianza UPA-COAG denuncia que mientras un agricultor castellano y leonés tiene que pagar 39 euros al pasar la ITV de los tractores o de la maquinaria remolcada como sembradoras, empacadoras, remolques, palas de carga o rodillos, sus colegas de otras regiones como Galicia o Cantabria pagan 21 ó 29 euros respectivamente.

CONSIDERAN QUE LAS TARIFAS NO DEBERÍAN SUPERAR EN NINGÚN CASO LOS 25 EUROS

Por eso, ante «el abusivo coste en forma de tarifa» que deben pagar los agricultores y ganaderos de Castilla y León, la organización reclama al Gobierno regional que «haga algo y no mire a otro lado, como nos tiene acostumbrados, aunque solo sea para cumplir sus promesas de velar por los intereses del sector primario».

También en una materia como la Inspección Técnica de Vehículos de tractores y maquinaria agrícola, que se hizo obligatoria a partir de 1989 para incrementar la seguridad vial y minimizar el impacto medioambiental, y que supone un coste directo a sumar para los profesionales del sector, el Gobierno autonómico podría y debería actuar instando a las ITV a rebajar unas tarifas tan desmesuradas contra el sector agrario regional y que no deberían superar en ningún caso los 25 euros.

De igual modo, reclamamos a las ITV de Castilla y León un descenso del 50% del coste de la inspección de la maquinaria remolcada, como ocurre por ejemplo en Aragón, respecto a la ITV de los tractores, puesto que no tiene ningún sentido que se cobre lo mismo por una máquina compleja como puede ser un tractor que por un accesorio más sencillo y simple como puede ser un remolque.  

Por todo ello, la Alianza UPA-COAG urge al Gobierno autonómico a que dé ejemplo y hago un gesto por el sector y por las economías de los agricultores y ganaderos, y más en una situación como la actual con elevadísimos costes de producción y con una rentabilidad bajo mínimos. Además, insisten, en la situación es doblemente “sangrante” en Castilla y León si se tiene en cuenta el agravio comparativo que sufren los profesionales del sector respecto a los de otras comunidades autónomas, al pagar entre 10 y 18 euros más que en otras CCAA por pasar la ITV en sus correspondientes estaciones.