La organización agraria UPA-UCE Extremadura ha alertado de que el intenso calor que se espera para los próximos días en la región provocará una reducción “importante” de la producción de miel en esta campaña.

“Las altas temperaturas de estos días y los próximos harán que muchas colmenas no terminen el ciclo de vida en la reposición de cera, perdiendo así la posibilidad de producir miel”, ha declarado el responsable apícola de UPA-UCE, Antonio Prieto.

SERÁ UNA CAMPAÑA “MUY COMPLICADA”, TANTO POR LA CLIMATOLOGÍA COMO POR LA PRESIÓN DEL ABEJARUCO

En una nota, la organización ha lamentado que la climatología vuelva a azotar las condiciones para la producción de miel tras un inicio de primavera “muy favorable”, sobre todo para repoblar la cabaña apícola que se había perdido por la alta mortandad “casi crónica” que ya se repite cada ejercicio.

“Aunque sabemos que es pronto para dar el dato de producción de miel en primavera, lo que sí tenemos claro es que las altas temperaturas que pronostican todos los modelos van a influir muy negativamente”, ha lamentado Prieto.

Para UPA-UCE ésta será una campaña “muy complicada”, tanto por la climatología como por la presión del abejaruco que, un año más, hace peligrar la actividad apícola al perjudicar la fecundación de reinas nuevas.

Ante ello, ha pedido a las administraciones que se pongan al frente para dar una solución a los apicultores extremeños que se ven afectados por esta plaga “campaña tras campaña”.

Ha apuntado además que la actividad apícola se encuentra en plena trashumancia, con floraciones como el girasol en otras comunidades autónomas, por lo que ha reclamado que las distintas administraciones tomen cartas en este asunto “y dejen ejercer este derecho a los apicultores sin poner tantas trabas ni requisitos sin motivos”.

Además, UPA-UCE ha recordado que continúa la amenaza de la varroa, un ácaro que deja a miles de apicultores extremeños sin alternativa efectiva para su erradicación.

Según ha advertido Prieto, no tienen productos eficaces para poder curar o erradicar esta enfermedad ya que el ácaro es cada vez más resistente a los productos que emplean en la actualidad.