En pleno debate sobre la reforma de la Ley de la Cadena Alimentaria en el Congreso de los diputados, APAG Extremadura Asaja ha criticado que la industria está intentando firmar los contratos de compra de tomate «muy por debajo de su precio, lo que no tiene ninguna explicación, nada más que seguir apretando a los mismos, que son los agricultores y el eslabón más débil», según asegura en una nota de prensa..

Ante esta situación que se ha detectado por parte de la industria, el presidente de la organización agraria, Juan Metidieri, ha solicitado a todos los productores que «no se firme ni un solo contrato por debajo de los 90 euros la tonelada». Ey así mismo anuncia que en el caso de que la Industria intente «tirar los precios» proponiendo contratos de tomate «muy por debajo» de su precio, APAG Extremadura Asaja recomendará a todos los agricultores que solo se siembre el 50% de la superficie asignada a este cultivo, con las consecuencias que tendrá sobre el precio.

«ESTAMOS COMO SIEMPRE, APRETANDO AL AGRICULTOR O LUEGO AL CONSUMIDOR. SIEMPRE PIERDEN LOS MISMOS»

Metidieri ha incidido en que «no puede ser que la industria esté tirando los precios y ofertando por debajo del coste, cuando las ventas del tomate han sido muy favorables en los últimos meses para la industria» por lo que ha insistido a los agricultores en que «se mantengan firmes» y no se firmen contratos por debajo de los 90 euros y no se siembre más del 50%.

Es llamativo, ha señalado Metidieri, que cuando bajan las ventas de la industria se repercute de manera inmediata al agricultor, pero cuando las campañas son buenas y suben los precios nunca se traslada al productor.

«Estamos como siempre, apretando al agricultor o luego al consumidor. Siempre pierden los mismos». Si las ventas han ido bien, no existe ninguna explicación para rebajar lo que se paga, ha concluido.